El Gobierno provincial colabora, a través de la Policía del Chaco, con las intervenciones que realizan las Fiscalías 1 y 4 de Sáenz Peña, tras hechos de violencia que involucraron a varias personas de la localidad.

La Fiscalía de Investigaciones N°1 de Sáenz Peña y la Policía del Chaco, con el apoyo del Ministerio de Seguridad y Justicia investigan un hecho de amenazas en la clínica de la Universidad del Chaco Austral.

Tras revisar las cámaras de videovigilancia y las declaraciones de testigos, las autoridades confirmaron que el hecho no ocurrió de la manera en que fue presentado por medios de comunicación locales, y ahora trabajan para conocer los pormenores de lo ocurrido.

El jueves por la mañana se hizo público un supuesto episodio de violencia en la clínica de la Uncaus en Sáenz Peña.

Según lo publicado en medios de comunicación, una “patota”, había irrumpido en el centro médico realizando amenazas. Además, vincularon a ese grupo de personas con el narcotráfico.

La información indicaba que el hecho había ocurrido el miércoles en horas de la noche y advertían que las personas buscaban a un trabajador de la clínica, por lo que intervino la Policía y la Fiscalía en turno, a cargo de Cristian Arana.

Con el equipo fiscal y técnicos de la Policía del Chaco, se revisaron los archivos de video de las cámaras de seguridad que posee el edificio de la Uncaus.

El fiscal entrevistó al personal que había estado trabajando, pacientes internados y vecinos de la zona que habrían estado presentes al momento del episodio.

En tanto, el Rector de la Universidad, Germán Oestman se puso a disposición para acompañar la investigación y esclarecer el supuesto hecho de violencia ocurrido.

Sin embargo, tras revisar todos los videos y de las declaraciones de testigos, se pudo saber que el episodio no ocurrió como tal. Es decir que en ningún momento “una patota” ingresó a la clínica de la Uncaus.

De los testimonios y videos, se pudo constatar que efectivamente una persona ingresó al centro médico haciéndose pasar por un paciente y, una vez allí, comenzó a buscar y a consultar insistentemente por un enfermero que en ese momento se encontraba de franco.

A pesar de que el hombre se puso violento en su trato con los trabajadores de salud, se retiró del lugar sin efectuar daños contra personas ni materiales.

En ese contexto, la Fiscalía con apoyo de la Policía del Chaco se encuentra abocada a la identificación de este sujeto y recabando información que pudiera servir para tomar medidas para prevenir otros hechos delictivos.

Asimismo, se recuerda a la comunidad la importancia de no difundir información sin antes confirmar la veracidad de los hechos.

También, desde el Ministerio de Seguridad y Justicia, solicitan a los medios de comunicación informar con responsabilidad valiéndose de fuentes oficiales.

Violencia en un boliche

El sábado por la noche ocurrieron una seguidilla de hechos de violencia dentro y fuera de un boliche de la misma localidad en el cual debió intervenir personal de la Policía del Chaco y la Fiscalía N°4 a cargo de Gustavo Valero, quien ordenó la detención de las tres personas involucradas.

El episodio comenzó fuera del boliche cuando el personal de seguridad del local fue agredido por tres personas con armas blancas, de acuerdo a lo que se pudo ver a través de las cámaras de seguridad, que fueron analizadas por la Policía por instrucción del fiscal.

Seguidamente, estas tres personas ingresan al boliche y continúan ejerciendo violencia contra quiénes se encontraban dentro.

Por esta situación acudió personal policial, pero al llegar, los tres agresores se dieron a la fuga.

En ese marco, se hace presente el equipo del fiscal Gustavo Valero para tomar declaraciones a los presentes en el local bailable y al personal de seguridad privada agredido.

Lo recabado permitió avanzar con la investigación, conocer los pormenores de lo ocurrido para luego librar las órdenes de detención.

En este momento, la Policía del Chaco trabaja en dar con el paradero de los agresores.

Oficina de atención a la comunidad
Vale recordar que el Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia cuenta con una Unidad ministerial en Sáenz Peña, que posibilita incrementar el trabajo, monitoreo y vinculación que se viene realizando en esa región en materia de seguridad pública.

La oficina se encuentra en las instalaciones de Casa de Campo, ubicada en el predio de Ferichaco.

La atención es de lunes a viernes de 8 a 12 para recibir demandas de seguridad de vecinos de la localidad.

Entre las funciones de esta nueva oficina de la cartera de Seguridad se encuentra la de acelerar y profundizar el trabajo de articulación con el Poder Judicial y garantizar, de ese modo, la reducción de los conflictos que se vienen registrando en la ciudad termal y sus alrededores.

Así como también incrementar las tareas de investigación de la Policía del Chaco en materia de delitos complejos y desarticulación de las organizaciones delictivas que operan en esa región de la provincia.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry