En medio de la mala onda que generó el empate de Argentina con Islandia, las mujeres pudieron tener un momento de felicidad cuando apareció en pantalla Rurik Gislason, el jugador islandés con rasgos (¡y físico!) de galán cinematográfico.

El jugador de 1.84 metros ingresó en el segundo tiempo con todo su pelo rubio y su barba prolijamente desalineada para causar furor en la platea femenina, y tal fue el impacto que pasó de tener menos de cien mil seguidores ¡a 160 mil! Una de las nuevas fanas fue Gimena Accardi, quien no se privó de dejarle un comentario en nombre de todas las nuevas seguidoras del islandés: “Jajaja las argentinas le hicimos subir 40 mil seguidores en media hora. Las amo, chicas”, escribió la actriz, risueña.

View this post on Instagram

Enjoying Miami

A post shared by Rurik Gislason (@rurikgislason) on

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry