El miércoles al mediodía, conforme a lo ordenado en Oficio Nº 20/18, proveniente de la Fiscalía en lo Penal Especial de Derechos Humanos a cargo del Dr. Daniel Turraca, se procedió nuevamente a la detención del ciudadano Jorge Raúl Dure, quien se encuentra investigado en autos caratulados “Dure Jorge Raúl y Sánchez Luis Alfredo s/ Muerte dudosa” (Expte Judicial Nº 32673/2017-1). Según dispuso el fiscal, el policía acusado de balear a un joven durante una persecución en Barranqueras, en octubre de 2017, quedará alojado en una unidad policial.

Cabe recordar que el Suboficial Dure y el agente Sánchez, son investigados por sus responsabilidades en el supuesto homicidio del joven Jesús Ramón Martínez, de 18 años, durante un procedimiento policial llevado a cabo en la ciudad portuaria.

En dicho momento, el joven fallecido habría evadido un control policial trasladándose en una motocicleta que sería robada, y al momento de ser interceptado forcejeó con los uniformados y como consecuencia de ello se produjo -según la versión oficial- el disparo del arma reglamentaria de uno de estos uniformados, impactando en la cabeza del muchacho, lo cual le provocó la muerte.

El hecho
Ocurrió a fines del mes de octubre de 2017. Tras el robo de una motocicleta en la ciudad portuaria, se desplegó un amplio operativo para recuperarla. El intenso raid se inició en cercanías de la Plaza de la Integración, en la intersección de las Avenidas España y 9 de Julio, y culminó en calle Bolivia a la altura Nº 469.

Los delincuentes se movilizaban en una motocicleta que había sido robada momentos antes desde la calle Pirovano Nº 5085 y fueron interceptados por efectivos de la fuerza. Uno fue aprehendido y el otro, identificado como Jesús Martínez, recibió un disparo aparentemente, en medio de un forcejeo con un agente.  En dicho momento, los efectivos manifestaron que al reducirlo, éste intentó sustraerle el arma reglamentaria a un empleado policial y en el forcejeo resultó herido con un disparo en la zona de la cabeza.

Minutos después, personal de la Comisaría de Vilelas detuvo a uno de los sujetos por calle Bolivia, de nombre Guillermo Infrán, sindicado como uno de los supuestos autores del robo.

El joven Jesús Martínez, fue trasladado hasta el Hospital Perrando, donde fue diagnosticado de “Herida de arma de fuego en la cabeza, con pérdida de masa encefálica”.  Unas horas después, el joven falleció.

La autopsia
La autopsia practicada por peritos forenses del Poder Judicial del Chaco, echó por tierra la versión oficial que indicaba que había muerto de un disparo accidental, y reforzó la teoría de un fusilamiento por la espalda, ya que se confirmó que la bala policial ingresó por la nuca.

La pericia tanatológica realizada al cuerpo señaló una “herida contusa compatible con orificio de entrada de proyectil de arma de fuego de trayectoria de atrás hacia adelante, de abajo levemente hacia arriba y de derecha hacia izquierda”. De acuerdo al informe, la bala policial ingresó en la región occipital derecha (parte inferior del cráneo, en la zona de la nuca) y salió por la región del parietal izquierdo.


COMPARTIR