El Directorio de la empresa Sameep, junto al equipo técnico de la empresa, autoridades del Banco Mundial y de Nación verificaron la obra que se encuentra prácticamente finalizada.

El presidente de Sameep, Claudio Westtein; el Gerente General, ingeniero Matías Arce; el Gerente de Planificación, ingeniero Ricardo Requena se trasladaron junto a su equipo técnico y autoridades de Nación y el Banco Mundial a la zona sur de Resistencia donde se ejecuta el sistema de colección e impulsión cloacal y la planta de tratamiento de líquidos cloacales comprendidas dentro del Plan Director de Cloacas del AMGR.

Asimismo, también visitaron Puerto Vilelas donde se encuentra en ejecución la obra que descargará el líquido tratado en el riacho Barranqueras. Esta obra de gran envergadura y única en el país se encuentra próxima a inaugurarse. La misma forma parte de un plan de obras de saneamiento que beneficiará a 525.000 habitantes del área Metropolitana.

La planta de tratamiento de líquidos cloacales comenzó en el 2.014 al igual que el sistema de colección e impulsión cloacal A.M.G.R. ambas obras comprenden una inversión de más de 100mil millones y son financiadas por el Banco Mundial.

Una obra modelo a nivel país

El presidente de la empresa estatal, Claudio Westtein, explicó que el motivo de la visita fue constatar el avance de la obra, acompañando a las autoridades y funcionarios de Nación y del Banco Mundial que llegaron a la provincia.

“Estamos prácticamente a poco tiempo de concluir esta obra trascendental para lo que es el área metropolitana donde todos los efluentes cloacales de Fontana, Resistencia, Barranqueras y Vilelas serán tratadas e impulsadas al riacho Barranqueras”, sostuvo Westtein.

En este sentido, el titular del Directorio consideró la visita de las autoridades como algo sumamente importante ya que permite “que vean el trabajo que se hace en la parte Norte del país y, sobre todo, el trabajo coordinado que hace SAMEEP para garantizar que todas las obras que se hagan vayan en beneficio de la población”. Y precisó que uno de los objetivos del recorrido es demostrar las distintas alternativas a futuro y así lograr el saneamiento integral, eje fundamental de la empresa junto a la universalización del agua potable.

“La obra es la experiencia piloto que se piensa será óptima y replicada en otras partes del país. Queremos demostrar el esfuerzo, sacrificio y la planificación que llevó adelante Sameep en estos últimos años para tener hoy en día esta planta modelo y de esta manera mostrar a todo el país y el mundo el trabajo y el compromiso que se tiene para llegar en una zona tan complicada como es la zona norte del país y fundamentalmente el Chaco.

Y, por sobre todas las cosas el esfuerzo que hace nuestro gobernador, Domingo Peppo para llegar con agua potable a cada rincón de la provincia, a El Impenetrable y la zona sudoeste y por otro lado garantizar el saneamiento en materia de cloacas con obras importantísimas que va a solucionar realmente de acá a 30 años la problemática que estamos teniendo”, concluyó Westtein.

Una obra de saneamiento integral proyectada a futuro

Por su parte, el gerente de Planificación, Ing. Ricardo Requena, precisó que la obra está en estado de avance entre un 95 y 97 por ciento con perspectivas de ponerla en funcionamiento en los primeros meses del 2018.

“Es una obra que va a generar un saneamiento integral de toda el área metropolitana (Resistencia, Barranqueras, Vilelas y en un futuro Fontana). Nos va a permitir el vuelco de un líquido totalmente depurado al río Paraná, luego de su tratamiento en esta nueva planta que consiste en un sistema de reactores anaeróbicos de flujo ascendente”, detalló Requena.

Además, el gerente de Planificación remarcó: “La planta está calculada con un horizonte de diseño de captación de 525 mil personas aproximadamente. Hoy tenemos 400 mil personas que habitan el área metropolitana o sea que tenemos la posibilidad, cuando esta planta esté terminada en sus tres etapas de tomar el líquido cloacal de prácticamente acá a 20 años por delante del 100% de la población del AMGR”.

“El sistema consiste en un gran colector que toma el líquido cloacal desde la ruta 11 por un lado y desde Barranqueras donde hay una estación elevadora importante y se concentra en la estación que llamamos 113 frente al barrio Güiraldes sobre la avenida Soberanía.

Desde allí se impulsa a esta planta que está ubicada a 5 kilómetros al Sur por la avenida Urquiza y luego del tratamiento anaeróbico y de afinamiento mediante un sistema de lagunas donde prácticamente se extrae un 90% la carga orgánica, el líquido va en muy buenas condiciones a través de una impulsión de 1.200 milímetros de diámetro al río Paraná”, explicó el ingeniero Requena en lo que respecta al funcionamiento del sistema de colección e impulsión cloacal  del área Metropolitana.


COMPARTIR