Desde que comenzó a funcionar en febrero pasado, Flybondi tuvo 484 cancelaciones por razones comerciales y 121 por desperfectos técnicos: he aquí la principal razón por la que sus trabajadores cada vez que pueden revelan las pésimas condiciones de trabajo y el  sufrimiento que representa cada vuelo.

Según informó El Destape, uno de los vuelos de la low cost tuvo el desprendimiento del 'overheard', parte del  instrumental de la aeronave ubicado en el techo de la cabina del piloto, que no pudo más que atarlo con un cordón de zapato, al estilo MacGyver.

Además de las problemáticas que denuncian los vecinos del aeropuerto trucho, los desperfectos técnicos de los aviones provocan la preocupación de los propios trabajadores a quienes incluso se les niega la posibilidad de afiliarse a los sindicatos.


COMPARTIR