Esta mañana comenzó la cumbre con un fuerte operativo de seguridad.
Esta mañana comenzó la cumbre con un fuerte operativo de seguridad.

Tras un escándalo internacional que involucró a la Unión Europea y a la ONU, la Cancillería emitió un comunicado aclarando el papelón. El gobierno argentino autorizó la participación de miembros de ONGs a quienes había prohibido su participación en los eventos paralelos de la XI Conferencia Ministerial (MC11) de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se desarrolla hasta el miércoles en Buenos Aires.

“Los gobiernos de los países de los cuales estos dirigentes son ciudadanos intercedieron ante las autoridades argentinas y dieron garantías del correcto proceder de los militantes y de las organizaciones a las que representan”, informó la Cancillería en un comunicado. Como resultado de esas gestiones, Genevieve Azam, Christophe Aguitton e Isabelle Bourboulon, miembros de Attac France, ya se encuentran en el país.

Adicionalmente, el Gobierno argentino autorizó la participación en la conferencia del ciudadano belga Michel Cermak, de la ONG CNDD/11.11.11, luego de haber recibido las seguridades del viceprimer ministro belga y del canciller de ese país, apoyando el compromiso por escrito efectuado por Cermak.

El mismo expresó que "nunca ha existido intención alguna por parte de la ONG 11.11.11, ni de su persona, de llamar a manifestaciones de violencia o actividades durante su estadía en Argentina, tanto dentro como fuera de las instalaciones de la Conferencia Ministerial, y que se conducirá respetando la ley argentina y el orden público".

"No es mi responsabilidad manejar ese tema. Lo único que puedo decir es que están autorizadas 600 personas, y es cierto que hay un número, de alrededor de 60, que no fueron autorizadas. Cuando se viene a la Argentina se tiene que venir con una visa", declaró la presidente de la MC11, Susana Malcorra, durante una entrevista con el diario La Nación, argumentación que luego repetiría durante el desarrollo del inicio de la cumbre, antes de que se difundiera el comunicado de la cancillería argentina.

Respecto del ciudadano noruego Petter Titland, el gobierno de ese país ha respaldado formalmente a Titland, afirmando que "no ha estado involucrado en acciones violentas ni tampoco ha incitado a otros a cometerlas"; debido a esta intervención formal del Gobierno noruego, se ha permitido su participación en la Conferencia. El propio Titland anunció por redes sociales que llegará a la medianoche a Buenos Aires desde Florianópolis, donde se hospedó luego de que le negaran la entrada a nuestro país.

Por otra parte, el Gobierno argentino -siempre según el parte de la cancillería- “se congratula en que ésta Conferencia de la OMC sea la que duplica en número la cantidad de ONGS inscriptas en las últimas cinco Conferencias de dicha organización”.

Fuente: Tiempo Argentino

 

 

 

 

 


COMPARTIR