El presidente Alberto Fernández compartió este martes un almuerzo de trabajo en la Casa Rosada con una delegación de empresarios rusos liderada por autoridades del Fondo Soberano Ruso de Inversión Directa (RDIF) que viajó a Buenos Aires para explorar oportunidades de inversión en diferentes sectores de la economía argentina y fortalecer el acuerdo de cooperación estratégica bilateral.

“Fue un almuerzo excelente, productivo, en el que se abordaron temas concretos, en el que cada empresa relató de qué se ocupa, las posibilidades que observan en la Argentina, y sus intereses para invertir en el país”, detalló el embajador argentino en Rusia, Eduardo Zuain, luego del encuentro que se realizó en salón “Eva Perón” de la Casa de Gobierno.

El diplomático comentó que “hablaron representantes de empresas de energías renovables, mineras, de turismo” y dijo que Fernández “se mostró abierto a todas las posibilidades que las empresas presentaban y proponían”, tras lo cual ahora queda el trabajo fino de conectar las firmas rusas con las argentinas, junto con el trabajo de las embajadas y las cancillerías para favorecer esos contactos y concretar el acercamiento”.

Por su parte, el embajador de la Federación Rusa en Argentina, Dmitry Feoktistov, calificó a la reunión como “histórica y muy importante, porque hace más de tres años que una delegación de ese nivel de empresarios rusos no visitaba la Argentina”, y expresó que “como socios estratégicos, hay interés en cooperar en todas las áreas”.

Feoktistov anticipó que la delegación, que llegó ayer y permanecerá hasta el viernes en la Argentina, mantendrá distintas reuniones para avanzar en proyectos puntuales y expresó su “confianza” en que se progresará en la concreción de los emprendimientos.

Además, agradeció al Gobierno y al pueblo argentino por “confiar en la vacuna Sputnik V contra el coronavirus”, un tema que estuvo presente en gran parte de las conversaciones entre ambas partes.

Por la mañana, en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, la delegación integrada por una treintena se empresarios rusos, participó de un encuentro de intercambio técnico con ministros del Poder Ejecutivo Nacional, que encabezó el jefe de Gabinete, Juan Manzur.

Estuvieron presentes los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; de Agroindustria, Julián Domínguez; de Transporte, Alexis Guerrera; y de Salud, Carla Vizzotti; la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca; la asesora presidencial Cecilia Nicolini y los embajadores Zuain y Feoktistov.

Al abrir el encuentro, Manzur recordó que “hay una larga tradición y una larga historia en el marco de lo que es la cooperación y el intercambio cultural, comercial” con Rusia, y que “la decisión política que tenemos es la de seguir avanzando en esta dirección, de acuerdo con las instrucciones que nos dio el presidente Alberto Fernández”.

Tras señalar que “Rusia es amigo de la Argentina, no desde ahora, desde hace mucho tiempo y nosotros siempre valoramos esto", expresó su “seguridad” acerca de que “en el corto plazo podremos continuar incrementando la cooperación en todos los sectores para que esto redunde en beneficio del pueblo ruso y en beneficio también del pueblo argentino".

Por su parte, al referirse a la situación actual de la economía argentina, Guzmán subrayó que “hoy estamos viviendo una fuerte recuperación económica del país, después de una doble crisis, la crisis macroeconómica de los años 2018-2019, y la crisis sanitaria de 2020”.

Guzmán puso en relieve los “buenos pronósticos” económicos para el cierre del año, y comparó lo que se decía a “mediados de 2021, cuando organismos internacionales estimaban que a la Argentina le iba a llevar entre 4 y 5 años recuperar la caída del producto de 2020 pero viene dándose en un solo año”.

Señaló a los empresarios rusos que se estima que “en 2021 la economía recuperará toda la caída del producto que se dio en 2020” y que se proyecta “un crecimiento del PBI de alrededor del 10% para este año”.

Cafiero, a su vez, sostuvo que “frente a la pandemia dos pueblos se encontraron solidariamente a la hora de avanzar frente a los desafíos, y la Argentina estuvo allí muy presente cuando la primera vacuna que se registró en el mundo contra el coronavirus surgía en Rusia”, donde “encontramos un pueblo y un gobierno muy solidario, a partir de la potencia de su ciencia, con el mundo y con la Argentina”.

Los representantes argentinos y los ejecutivos rusos se comprometieron a seguir trabajando para potenciar el vínculo e incrementar la cooperación en áreas tales como la agroindustria, la minería y la economía del conocimiento a través del fortalecimiento del sistema científico tecnológico y de la mejora de la infraestructura del país, según informó la Jefatura de Gabinete en un comunicado.

En este sentido, se remarcó que el gobierno argentino quiere ser un intermediario para poder potenciar estos vínculos entre nuestro sector productivo y las oportunidades de trabajo y aprendizaje que hay con los sectores productivos rusos.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry