El ritmo libre genera expectativa y más para ellos, los ganadores del 2015. Algunas parejas del Bailando lo toman como una oportunidad por destacarse. Se esforzaron parar armar un baile más original, pero los extremos a veces no son tan buenos. Fede Bal y Laurita Fernández armaron "una coreo digital", nunca antes vista en un programa en vivo pero el jurado los aniquiló.

Se sacaron un 4 y es el puntaje que quedó como el peor de la historia del Bailando. Ángel De Brito y Marcelo Polino fueron implacables, los dos periodistas le pusieron un 0. El problema parece ser que no fue la forma de bailar, sino la parte técnica. Usaron un croma en vivo con varios bailarines con trajes verdes para que no se notaran en la pantalla, pero que se veían igual. Pese a que el director, Alejandro Ripoll, les recomendó que no utilicen las pantallas croma, los bailarines asumieron el desafío.

Luego de la devolución la madre de Laurita, Inés, tomó un micrófono y defendió la performance de su hija. Ante la incómoda mirada de la bailarina, su madre no tuvo problema en discutir de igual a igual con los miembros del jurado y les dijo que el baile había sido excepcional. De esa manera, Inés se reveló como una experta en el arte de discutir, y en una gran defensora de su hija. En pocos minutos se convirtió en Trending Topic.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry