Foto ilustración

GENERAL SAN MARTÍN

Tres integrantes de una familia y un supuesto viajero fueron detenidos en la noche del viernes, en el acceso a la localidad de General San Martín por personal de la División Drogas y de la Policía Caminera.

Respecto al hecho, el grupo familiar era investigado hace bastante tiempo debido a que comercializaban estupefacientes en el mencionado poblado. La investigación para dar con la captura de estas personas se inició en el mes de julio, luego que los agentes antinarcóticos tomaran conocimiento que en el barrio Fernando Carrasco dos hermanos conocidos como “Cabeza” se dedicaban a la venta al menudeo de cocaína y marihuana.

De acuerdo al informe policial, debido a la poca información que pudieron recabar, no se pudo lograr la demora de éstos, aparentemente porque los sospechosos habían tomado conocimiento de que eran vigilados, dejando por un tiempo el “negocio familiar”.

Sin embargo, los sujetos seguidos de cerca por la Policía retomaron la actividad ilícita en los últimos días, situación que fue nuevamente informada a los empleados policiales, quienes recabaron la novedad que éstos habrían viajado hacia la ciudad de Santa Fe y Buenos Aires para abastecerse, llegando a esa ciudad en horas de la noche del sábado pasado.

Por ello, los efectivos de Drogas junto a la Policía Caminera implementaron un operativo de control vehicular sobre la ruta provincial N° 90, en el acceso a la urbe. Así, cerca de las 23:30 del viernes frenaron el paso de un vehículo Fiat Strada Trekking 1.3, tipo pick-up cabina doble cuyo conductor era un hombre de 31 años, quien iba acompañado de su esposa e hijos. Junto a ellos iba el hermano de quien guiaba el rodado y otro sujeto de 25 años, quien manifestó que había pedido un aventón en la balanza del kilómetro 1040 de la ruta nacional N° 11.

Seguidamente, realizaron una inspección dentro y fuera del rodado en cuestión y hallaron entre alimentos que llevaban en la parte delantera un total de 6 bochas de cocaína que pesaron 297 gramos. La sustancia fue valuada en aproximadamente 90.000 pesos.

Se dio intervención Fiscalía Antidrogas N° 1 a cargo de la doctora Andrea Natalia Lovey Pessano, quien dispuso que se notificara la aprehensión de todos los ocupantes del rodado. También secuestraron 3 celulares y $560. Por otra parte, los menores fueron entregados a su progenitora, a quien se le notifico su situación legal, quedando en libertad a ulterior resolución de la causa.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry