Roberto Varela, el hombre de las mil anécdotas, era el esposo de la bailarina y profesora de danza Francisca “Paquita” Gómez García, y con el correr de los años se convirtió en uno de los personajes más reconocidos y queridos de la sociedad y de la cultura chaqueña. Este viernes a las 5 de mañana Roberto nos dejó luego de dos meses en que estoicamente soportó una enfermedad terminal siempre al lado de su compañera de toda la vida, Paquita Gómez; y de sus hijos que heredaron ese carácter afable que le permitió familiarizarse y socializar con cualquiera en cuestión de segundos. Los vamos a recodar como lo vimos siempre, alegre, con una sonrisa permanente y dispuesto a contar algunas de las miles de anécdotas que marcaron una vida que evidentemente fue feliz. Hasta siempre Roberto.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry