Foto: Ilustración
Foto: Ilustración

Facebook cambiará su política para compartir datos de sus usuarios con terceros, dijo el creador de la plataforma, Mark Zuckerberg, quien habló por primera vez desde que un informe periodístico reveló el viernes que los datos personales de 50 millones de estadounidenses fueron usados políticamente en favor de la campaña de Donald Trump.

Mediante un posteo en su perfil en la red social, el CEO de la firma aceptó "una violación de la confianza entre Facebook y las personas que comparten sus datos con nosotros y esperan que los protejamos. Tenemos que arreglar eso".

"Hemos cometido errores, hay algo más que hacer, y tenemos que dar un paso adelante y hacerlo", agregó. Anunció también que "se van a revisar todas las aplicaciones que tuvieron acceso a grandes cantidades de información" de usuarios, y anticipó "una auditoria completa de cualquier aplicación con actividad sospechosa".

"Si encontramos a desarrolladores que han abusado de la información personal, los vamos a prohibir y vamos a informar a todos los afectados por esas aplicaciones", agregó Zuckerberg.

"Incluidos los datos a los que tuvo acceso Kogan", aseveró. Se refirió así a Aleksandr Kogan, investigador de la universidad de Cambridge, creador de la aplicación This is your digital life (Esta es tu vida digital), con el que recopiló datos de 270.000 usuarios de Facebook, lo que le permitió acceder también a información pública de sus amigos.

De esta manera, obtuvo información personal de 50 millones de usuarios de la red social, que pasó a Cambridge Analytica, compañía que combina el análisis de las personalidades con los datos demográficos, para predecir e influir en el comportamiento masivo, según se lee en su web.

De acuerdo a un informe periodístico de The Guardian, The New York Times y CHANNEL 4, la empresa usó esa información para influir en el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016 en las que ganó Donald Trump.

Zuckerberg reconoció que "en 2015 nos enteramos por The Guardian que Kogan había compartido datos de su aplicación con Cambridge Analytica, en contra de nuestras políticas, por lo que inmediatamente prohibimos la aplicación".

Según el CEO de Facebook, tanto el académico como la empresa de análisis "certificaron que habían eliminado todos los datos indebidamente adquiridos".

Sobre esto, Esteban Magnani, docente universitario, periodista especializado en tecnología y autor de “Tensión en la red”, escribió el lunes en Télam: "Desde Facebook aseguran que pidieron (¿ingenuos?) a Cambridge Analytica que borraran esos datos mientras ellos mismos guardan esa información y la usan cotidianamente para sus clientes".

"Pueden intentar convencernos de que lo harán respondiendo a un código ético pero lo cierto es que no sufre controles ni auditorías por organismos del Estado que respondan a un gobierno democráticamente elegido", añadió el profesional.

Y Zuckerberg aseveró que Cambridge Analytica "afirma que ya ha borrado los datos y ha accedido a una auditoría forense por una empresa que contratamos para confirmar esto. También estamos trabajando con los reguladores mientras investigan lo que pasó".

Mientras eso ocurre, el ejecutivo hizo mas anuncios: "Vamos a restringir el acceso a los datos de los desarrolladores para prevenir otros tipos de abuso", y ejemplificó diciendo que se van a eliminar permisos para obtener información de usuarios que no usen una aplicación durante tres meses.

Anticipó asimismo que "el próximo mes vamos a mostrar a todo el mundo una herramienta en la parte superior de tu sección de noticias con las aplicaciones que has usado y una manera fácil de revocar los permisos de esas aplicaciones para acceder a tus datos".

Los coletazos del escándalo están impactando en distintos lugares del mundo, sobre todo en Estados Unidos y Gran Bretaña.

La primera ministra británica, Theresa May, descartó hoy ante la Cámara de los Comunes que existan vínculos entre integrantes del Partido Conservador y Cambridge Analytic.

Ayer una comisión parlamentaria británica solicitó a Zuckerberg, que testifique en la investigación sobre el "uso indebido" de datos y el Comité de Medios, Cultura y Deportes de la Cámara de los Comunes escuchó hoy el testimonio de Sandy Parakilas, ex gerente de operaciones de Facebook a través de una videoconferencia.

Parakilas, ahora gerente de producto en Uber, dijo que los ejecutivos de Facebook que todavía están en la empresa son conscientes sobre la vulnerabilidad de los datos en la plataforma.

"Tenemos la responsabilidad de proteger los datos de los usuarios, y si no podemos entonces no merecemos servirle", afirmó Zuckerberg en su declaración, a cinco días de la crisis mas profunda que vive la red social creada por él en 2007.

Fuente: Tiempo Argentino