Así como Alberto Fernández centralizó la comunicación sobre la llegada del coronavirus a la Argentina, el titular de ANSeS, Alejandro Vanoli, se encargó de ir contando cómo venía la inscripción para el Ingreso Familiar de Emergencia: un plus de 10.000 pesos, en abril, para desocupados y trabajadores de sueldos más bajos.

Según adelantó el funcionario, hasta este martes había 9.500.746 anotados. Y por ese aluvión, que más que duplicó las previsiones originales, el Gobierno decidió extender el plazo de inscripción hasta el viernes inclusive.

"Se extiende hasta el viernes. Es decir, cierra a las 0 del sábado", aseguró una fuente oficial. Según el cronograma original, la inscripción terminaría este martes, cuando podían anotarse los beneficiarios cuyos DNI finalizaran en 8 y 9.

"Eso se mantiene. Hoy (por este martes) deben anotarse los DNI terminados en 8 y 9. Y los tres días que se amplía, es abierto a todos". La inscripción había comenzado el viernes 27, con los potenciales beneficiarios cuyos documentos terminaban en 0 y 1.

Cuando se hizo el anuncio, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, habló de un universo de 3,6 millones de familias. El número final, que superará los 10.000 millones de anotados, habla de la envergadura de la crisis.

Los principales apuntados con el plus de 10.000 pesos son los mismos desocupados que vienen cobrando la Asignación Universal por Hijo y que ya tuvieron un plus de 3.000 pesos, junto con los jubilados. Pero además, el Gobierno incluyó como posibles beneficiarios a trabajadores informales o formales de categorías más bajas (A y B).

Los primeros en cobrar serán los que ya vienen cobrando la AUH. Y más: como la ANSeS, ya tenía sus datos, ni siquiera hacía falta que se inscribieran. Se especula que este mismo viernes podrían empezar a recibir los 10.000 pesos. Ese monto, aclaran en el Gobierno, es "por familia". Y este martes también se oficializaron una serie de requisitos patrimoniales y de ingresos que funcionan como límite para obtener el plus.

"Estamos cruzando los datos, para tratar de adelantar el pago", agregaron a este diario desde ANSeS. En principio, se especulaba con que los beneficiarios "nuevos", es decir los que no son desocupados que cobran la AUH, cobrarían recién a mediados de abril. Pero esos plazos podrían adelantarse.

La duda ahora, además del cuándo, es el cuántos. Un ingreso extra de 10.000 pesos para 4 millones de personas, como se barajaba al principio, implica una erogación de 40 mil millones de pesos. Cada millón de beneficiarios nuevos suma de a 10 mil millones.

Fuente: Clarín

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry