Además de la abrupta subida del dólar, que tiene en vilo a toda la Argentina, los incrementos de los productos de consumo masivo no se detienen. Hoy subieron los combustibles, las obras sociales subirán desde octubre y, según el informe de Consumidores Libres, la canasta básica de alimentos registró un aumento del 3,64% durante agosto.
El estudio privado, que fue difundido este sábado, detalla que desde enero acumuló una suba de 22,35%, consideró este sábado un estudio privado.

En agosto del año pasado el incremento había sido del 1,66%, al tiempo que el acumulado había arrojado un avance de 12,36%, según el informe elaborado por la asociación Consumidores Libres.

De ese modo, comparó que en agosto último hubo un aumento del 1,98% con relación al mismo período del año anterior, mientras puntualizó que “el acumulado de 2018 registró un alza del 9,99% frente al de 2017”.

Puntualizó que el seguimiento se llevó a cabo en supermercados y centros de abastecimiento de los barrios porteños de La Boca, Caballito, Liniers y Pompeya.

Los principales ajustes fueron expuestos en la caja de té de 50 unidades, al llegar a avanzar 12,85%; en el kilo de pollo ya que subió 12,07% y en las tapas de empanadas de doce unidades, cuyo precio trepó 9,31%. También registraron fuerte incrementos la leche, de 8,77%; y el kilo de harina, de 8,7%.


COMPARTIR