Foto: Archivo.

Si bien el Gobierno nacional ya permitió que las empresas petroleras por sí mismas si incrementan o no el precio del combustible, (el cual estará ligado exclusivamente al precio internacional del petróleo), todavía el costo no se ha modificado en las expenderos y estimanq el mismo podría darse después de las elecciones del 22 de octubre.

“La liberación ya está. Hoy, mañana, ayer, ya pudieron haber subido, pero sin embargo no lo han hecho”, dijo el vicepresidente de la Cámara Expendedores de Combustibles del Chaco, (Cecach),  Miguel de Paoli, aunque se preguntó ¿cuánto tiempo van a aguantar esto?”.

El escenario ha cambiado radicalmente a partir de octubre, cuando el gobierno nacional, mediante el Ministerio de Energía y Minería, que dio de baja el acuerdo que mantenía con las empresas de hidrocarburos.

“Cuando sos libre, tenés que decir cuánto vas a modificar. Si aumento un 10 por ciento y se me caen las ventas, puedo bajar un 2 y no hay problema. No podemos mirar solamente un aspecto de la cuestión, que es el precio: tenemos que mirar un contexto general”, explicó.

Para él,  hace 10 años atrás Argentina tenía precios regulados por el Estado pero con una notable escasez de combustible, por lo que no servía de mucho la situación. “Si tenemos un producto barato y que no está en el mercado no nos sirve, pero tampoco nos sirve uno caro”, aclaró.

Por esto, aclaró que lo que se debe buscar es lo que en el mercado se llama “un precio equilibrio”.

“Argentina llegó a importar petróleo de Nigeria en 2015, porque era más conveniente extraerlo a los costos argentinos” y esto hace que se ponga de relieve la reserva de Vaca Muerta, (que es unas más grandes del mundo) para poder contar con el crudo.

“La clave es que si corregimos el cuadro de precios, la política energética, todas esas inversiones se van a llevar a cabo más adelante. Ahora, por ejemplo, se conformó un grupo económico petrolero tanto o más importante que YPF: que van a vender destilado en sus estaciones de servicio y todos estos actores van a terminar compitiéndole a YPF”, sentenció.

Más allá de esto, la posibilidad que se abre actualmente, para de Paoli, es que “la gente va a optar, la gente decide”.
“Si lo miramos desde ese punto de vista es bueno, pero  no son todas buenas noticias porque todavía falta resolver cuestiones regionales. Por ejemplo, para la región, tenemos que lograr tener la primera estación de GNC”.

Lo cierto es que “acá se terminaron las órdenes y evidentemente las empresas están queriendo postergar este incremento, pero se van a arreglar por lo que diga la oferta y la demanda y el precio internacional del petróleo”, finalizó.

 

 

 

 

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry