El “Juego del Blend”, una actividad que permite a los visitantes convertirse en especialistas en vinos por un día, será uno de los atractivos que ofrecerá Tafí del Valle el próximo fin de semana como parte de las actividades programadas por el Ente Tucumán Turismo (EATT).

Ubicada en el oeste provincial, a poco más de 100 kilómetros de la ciudad de San Miguel, Tafí se encuentra en el centro de un encantador valle que separa las elevadas cordilleras de la Sierra del Aconquija al sur, y las Cumbres Calchaquíes al norte.

La actividad, que se convirtió en un clásico del verano, se desarrollará el sábado en las instalaciones del Hotel Mirador del Tafí, y según la vicepresidenta del EATT, Elena Colombres Garmendia, “es una forma entretenida de aprender sobre nuestros vinos, y a la vez disfrutar de una jornada en los valles”.

Habrá cupos limitados y los participantes se dividirán en equipos que jugarán a inventar su propio vino trivarietal decidiendo la graduación de cada cepa con probetas, decantadores y recipientes, como si fuesen verdaderos enólogos, y con el objetivo de crear el mejor Blend.

Se trata de una actividad creativa y a la vez didáctica para quienes asisten, ya que aprenden acerca de las uvas que se cosechan en Tucumán, y además es complementaria de la actividad desarrollada el fin de semana pasado cuando se realizó una degustación de las diferentes cepas como Torrontés, Malbec, Cabernet Sauvignon, Tannat y Syrah.

Por otra parte, hasta el momento el balance de la temporada turística en Tucumán es positivo por el un elevado nivel de ocupación, en especial los fines de semana.

“Mucha gente no salió a otros puntos turísticos a nivel nacional e internacional y se ha volcado al turismo interno, generando un alto nivel de ocupación”, destacó el presidente del Ente, Sebastián Giobellina.

El funcionario indicó que esperan el último fin de semana de enero para conocer las cifras finales del mes, aunque adelantó que “seguramente serán más altos que años anteriores”.

Respecto de las expectativas para febrero, Giobellina auguró que “estimamos que se dará una alta ocupación, sobre todo hasta el 15 del mes”.

Giobellina destacó que el éxito de la temporada 2021 desarrollada durante la pandemia fue posible porque “la gente trabajó con una gran conciencia respetando los protocolos, lo que nos permitió tener un verano con ocupaciones altas”.

A Tafí del Valle se puede llegar través de la Ruta Nacional 38 o la Ruta provincial 307, en camino de montañas de aproximadamente 60 kilómetros.

En cuanto a la oferta gastronómica, la ciudad tucumana cuenta con decenas de restaurantes, la mayoría de ellos dedicados a la comida regional y con especial atención a la variedad de las minutas.

El locro, las empanadas, la humita y los tamales reinan en estas mesas entre lo salado, mientras que los postres están dominados por los dulces regionales: el cayote, el quesillo con miel de caña y la mazamorra que ahora se ofrece en todas las casas de comida.

Todo se puede acompañar con los vinos de la zona, que según los vecinos nada tienen que envidiarle a los vinos de La Rioja o Mendoza.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry