(FOTO: ARCHIVO)
(FOTO: ARCHIVO)

Luego de una reunión con los padres que se encontraban preocupados por el tipo de educación sexual que se le podría llegar a brindar a los alumnos del Jardín de Infantes Nº29 Justa Josefa Gómez de Belfiore”, las autoridades de la institución aclararon que el contenido que se les brinda es el apto de acuerdo a la edad que tienen. Junto a los tutores, firmaron un acta de conformidad.

Una de las madres que estuvo preocupada por la situación comentó a Primera Línea que “Vinimos con la inquietud, con el papá de mi nena. Pedimos una reunión con las señoritas y yo me acerqué con el libro que ellos dieron. Yo siempre dije que a los chicos no se le muestra al libro, pero se está trabajando con ese libro en el jardín”. Sin embargo, las maestras aclararon que el mencionado “libro”, no es tal, sino que se trata de un cuadernillo que se les entrega a los padres porque la idea es trabajar con toda la familia, pero que el contenido que se le brinda no está basado en todo ese material, sino que se le otorga la información adecuada en relación a la edad de los menores.

Luego del encuentro con los docentes, los padres salieron conformes aunque preocupados con lo que puede llegar a suceder si es que se aprueban las modificaciones a la Ley de Educación Sexual Integral.

Para las docentes, todo se trató de un malentendido y destacaron que el jardín siempre se mantiene con las puertas abiertas para manejar las inquietudes que tengan los padres.

“La ESI se trabaja de manera transversal, desde el primer momento. Desde febrero se habla de la educación sexual. Antes de dar las charlas sobre las partes del cuerpo, se les muestra a los padres las láminas con que se trabajan. En esta oportunidad, la inquietud fue por un cuadernillo de educación sexual integral, que es para trabajarlo en familia, por eso no es un libro que se trabaja con los niños”, afirmaron.

El formulario contra ESI

Una de las madres se quejó porque desde el jardín no le aceptaron firmar el formulario que deja en claro que no quieren que se le brinde educación sexual a su hijo, en relación a la carta de recomendación que surgió a nivel nacional y que deja en claro que se encuentra en desacuerdo con la ESI.

Sin embargo, la maestra aclaró que “le explicamos a la mamá que el documento no tiene membrete, no sabemos a quién está dirigido, que la firma y el sello del jardín tiene un poder legal, y tenemos que tener una autorización del Ministerio de Educación para poder firmar ese formulario”.

“Ellos están preocupados con lo que puede llegar a pasar con las modificaciones de la ESI, pero en este momento el papel no tiene valor”.

 


COMPARTIR