Época defendió su tapa de ayer, con el argumento de la libertad de expresión

180

Gustavo Gamboa, director periodístico del diario correntino Época, responsable de la controvertida tapa de ayer en la que se marcaba que “Chaco exportó la maldita enfermedad a Corrientes”, defendió el contenido de la portada al sostener que no fue bien interpretada: “Sólo hace falta leer la bajada para interpretarla. Es fácil hacer la cómoda con el título lavado”, evaluó en contacto con esta Agencia FOCO.

“Lamento que pocos se detuvieron a analizar los textos y se quedaron sólo con el título”, manifestó Gamboa en contacto vía WhatsApp. Así, aseguró que “no discrimina a los chaqueños”. “En esa tapa no se habla del pueblo de Chaco o del conjunto de sus habitantes, sino que analiza los errores de la política sanitaria en Chaco que repercutieron en Corrientes”, dijo el director al mencionar como fundamento que “no  hubo espacio en la bajada para detallar todos esos errores”.

Una apreciación más

Gamboa se defendió ante el repudio generalizado que generó esa tapa al afirmar que “si hubiera querido pasar desapercibido hubiera hecho una tapa de compromiso”. El autor de las tapas de Época observó que “la portada de ayer sólo reflejó una opinión, una apreciación nada más”.

Para Gamboa el título de la portada no resulta discriminatorio ni tampoco puede abrir grietas entre ambas provincias. Por el contrario, se esperanzó en que la tapa pueda contribuir para que “en Chaco se tomen todas las medidas necesarias y a conciencia”. En ese marco señaló: “Ojalá sirva para evitar, por ejemplo, un acto como el del 24 de marzo que en nada contribuye a este momento de alta sensibilidad”.

La libertad de expresión es un bien sagrado

Sin embargo, lejos de retractarse ante esa ola de críticas, en su publicación de hoy Época siguió la misma línea que marcó Gamboa: “La tapa del día 28 de marzo tuvo un error de interpretación”, se asegura.

“Nos apena si interpretaron que la intención del diario fue la de promover la división entre dos provincias hermanas. En ningún momento de su rica historia este medio expresó odio o resentimiento contra pueblo alguno”, sostiene la editorial de Época en su edición dominical

Más allá de esa “mala interpretación” que provocó una lluvia de críticas y repudios por su tapa, el periódico correntino marcó como salvedad que “desde nuestras páginas expresaremos, cuántas veces haga falta, nuestro desagrado ante medidas que van en contra del bien común”. Al remarcar la defensa de su controversial portada,  Época concluye en su editorial de la fecha: “La libertad de expresión es un bien sagrado de la democracia”.

Andanada de críticas

La polémica tapa recibió una andanada de críticas y repudios desde ambas orillas del Paraná.  Tal es el caso de Néstor Luxen Ferreyra, periodista de política de Época, quien responsabilizó, sin nombrarlo a Gamboa.  En su cuenta de twitter, Ferreyra expresó: “Es importantísimo señalar que la tapa de Época es hecha por una sola persona”.

El periodista correntino despegó de esa tapa al resto de los trabajadores de Época al considerar que en ese medio “no existe un consejo de redacción” y así la línea editorial periodística “es unilateral”.  Esta situación conlleva para el periodista a que en Época se den “textos vergonzosos, como la tapa de ayer, que incitan al odio en medio de tanto dolor y muerte”.

Otro de los cuestionamientos llegó de parte del INADI, que en un comunicado conjunto entre las delegaciones de Corrientes y de Chaco, expresó  su “profundo rechazo” ante la tapa del matutino Época por promover “a la división entre correntinas/os y  chaqueñas/os, en un contexto en el que la salud de la población y la pacificación de la sociedad están en juego”.

El comunicado firmado por la delegada de Corrientes, Sabina Bacalini, y la delegada chaqueña, Nancy Sotelo,  tildó a la tapa de Época de ayer como una “acto irresponsable”, y ante eso exhortó al medio correntino a que “pida disculpas públicas, del mismo y en el mismo espacio que se expresaron con tanta ligereza y violencia”.

También FOPEA repudió la portada del matutino correntino al rechazar “cualquier decisión editorial destinada a promover el odio y la discriminación, y que afecte la necesidad mantenernos unidos y solidarios en esta situación de conmoción nacional”. El Foro de Periodismo Argentino consideró que la tapa de Época de ayer “no contribuye con el enorme esfuerzo que están haciendo los argentinos y las argentinas para superar este enorme desafío (la lucha contra el coronavirus) que nos afecta a todos por igual”.

Fuente: Agencia Foco

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry