Ya sueña con su regreso estelar, vestido con la camiseta de Boca y bajo la ardorosa ovación de La Bombonera. Así se motiva Exequiel Zeballos, quien hace nueve días padeció una durísima lesión que le marcó una pausa inesperada a su carrera.

Fueron noches difíciles después de que se conociera el peor de los escenarios, aunque el Changuito no piensa bajar los brazos, ya se encuentra con ánimos y se recupera favorablemente.

A través de su cuenta de Instagram, Jorge Batista, médico del Xeneize, compartió un video de la primera sesión de kinesiología del extremo juvenil, que pagó caro la tremenda patada de Milton Leyendeker en los octavos de final de la Copa Argentina frente a Agropecuario. El pibe sufrió la fractura de la parte posterior de la tibia con compromiso en el ligamento del tobillo derecho.

Si bien todavía está muy inflamada la zona de la articulación y se distinguen varios hematomas, producto de la vehemente infracción del defensor del Sojero y también de la cirugía, Zeballos ya puede mover de a poco el tobillo bajo la atenta mirada del doctor azul y oro, que contó los pormenores de su evolución física:

“Sin contratiempos la primera semana. Buena Chango!!! Ojo con lo que haces, que tengo ojos por todos lados”. La joya, por su parte, le devolvió la pared: “Vamo! Checho!”.


COMPARTIR