El fiscal federal Patricio Sabadini presentó una ampliación de requerimiento en la megacausa de lavado y evasión, en ella suma dos nuevos nombres del entorno exsecretario general de la Gobernación Horacio Rey. Se trata de Graciela Fernández y Cristina María Dellamea, hermana y sobrina de la esposa de Rey, Susana Fernández.

En las indagaciones del fiscal, dieron con una cuenta bancaria con un plazo fijo de 711 mil dólares, y un monto total cercano a los 25 millones de pesos, a nombre de Fernández y Dellamea, madre e hija.

Con esta información, Sabadini resolvió pedir a la jueza Zunilda Niremperger la inhibición general de bienes a Dellamea y embargo para ella y su madre. Los cruces de datos entre organismos tributarios y entidades financieras ofrecieron material de estudio a la Justicia, que deberá determinar el origen y destino de los fondos.


COMPARTIR