Después de tres décadas alegrando las infancias de los niños de todo el país, el payaso más famoso quedó bajo la lupa.

Es que Piñón Fijo quedó envuelto desde hace unos días en un conflicto familiar mediático que lo puso en boca de todos y el ruido llegó tan lejos que hasta comenzaron a bajarle algunos de los shows que tenía previstos para celebrar el Día de la Niñez.

Uno de ellos era el domingo 21 en el parque Metropolitano, en la ciudad mendocina de Maipú. Allí, en el marco de los festejos para los más chicos organizado por la Municipalidad, el payaso era la máxima atracción pero en las últimas horas, se conoció que el show no va a realizarse por los conflictos de público conocimiento.

“Por fuerza mayor e inconvenientes ajenos a la organización del evento, la presentación del artista que había sido programada, queda suspendida”, explica el comunicado oficial del área de Cultura de la ciudad de Maipú. Y aseguran, no es el único municipio que quiere prescindir de sus servicios.

Por este motivo, es que Fabián Gómez -tal su nombre real- decidió utilizar sus redes sociales para emitir un comunicado y hablar por primera vez sin el clásico traje rojo, azul y amarillo.

“Hola gente, habla Fabián Gómez, la persona que interpreta a Piñón Fijo. Demás está decir que fueron días difíciles estos últimos, no solo por mí sino por los que amo, quiero y que pagan las consecuencias por mis acciones”, comenzó expresando en su cuenta oficial de Instagram.

Pero sobre todo, además de pedir disculpas y de agradecer el apoyo de quienes aún siguen creyendo en él, se refirió a la cancelación que comenzó a sufrir desde que el enfrentamiento familiar tomó estado público. “A gran parte de la prensa que no juzgó sino que informó, también muchas gracias. 

A los municipios que creyeron en mí inicialmente y que por esta situación levantaron mis shows, decirles que los entiendo, que voy a devolver hasta el último centavo del cachet abonado hasta la fecha. 

A los municipios que tengan dudas sobre mi persona también los comprendo. Quizás yo tendría las mismas dudas, y garantizarles que no me voy a quedar con un solo centavo de nadie sin entregar lo mío a cambio”.

El padre de Sol y Jeremías tiene previstos shows para los próximos sábados y domingos de agosto en distintas provincias, pero aún se desconoce qué medida tomarán el resto de los organizadores.

El conflicto comenzó cuando el viernes pasado, el animador infantil publicó en sus stories un particular mensaje dando a entender que su hija le prohibía el contacto con sus nietos y eso provocó el enojo de sus dos hijos, fruto del matrimonio de tres décadas con su exesposa, Karina Suárez.

Ambos compartieron un comunicado para dar a conocer los motivos por los que ya no trabajan con su padre en los espectáculos infantiles, tal como hicieron durante años anteriores.

“No la ve porque está desaparecido de nuestras vidas después del último de tantos maltratos (en mi semana 32 de embarazo). Y fue el último porque me animé a poner límite a las humillaciones crónicas después de 35 años”, escribió la mayor de sus hijos en un extenso y profundo comunicado.

El artista también brindó su versión, y quedó en evidencia que existen cuestiones sin resolver desde hace un buen tiempo.


COMPARTIR