Como es tradición cada 8 de diciembre, el gobernador Jorge Capitanich participó de la Misa ofrecida por el Día de la Virgen de la Laguna, patrona del sudoeste chaqueño, junto a la comunidad de Mesón de Fierro.

“En este tiempo, que como decía muy bien el padre, es un tiempo de adviento, un tiempo de espera, reconocimiento al Señor que vendrá, manifestamos nuestra oración de fe”, dijo Capitanich.

"Esta es una demostración de fe y devoción mariana de toda la comunidad del sudoeste, que vemos no solamente aquí sino en todo el Chaco, que acude tradicionalmente a rezar a la Virgen de la Laguna", manifestó el gobernador.

En el mismo día de la Inmaculada Concepción de María, el mandatario resaltó que "cada oración se reza con el deseo de protección de las comunidades y para el bien de todos los chaqueños".

"Nosotros rezamos ante la virgen por la ruta 13, por el acceso al predio, y todo se ha cumplido. Tenemos una fe y una devoción muy profunda y sabemos muy bien que la oración que podamos hacer será para bien”, reiteró Capitanich.


COMPARTIR