Ocurrió en la calle Bolivia al 250 de la ciudad portuaria justo en el momento que el viento y el agua arreciaban sobre el Área Metropolitana.

No hubo que lamentar víctimas pero los vecinos estaban preocupados porque un poste de energía eléctrica quedó sostenido solamente por los cables. Llamaron a la Policía y Bomberos pero hasta cerca de la medianoche nadie había acudido en auxilio.


COMPARTIR