Días atrás, un joven de 26 años que trabajaba como distribuidor de una conocida empresa de gaseosas, denunció en la Comisaría Segunda de Resistencia que había sido víctima de un asalto y le habrían robado una importante suma de dinero que debía depositar en la empresa.

Según señalaron los investigadores del hecho, en sus declaraciones el damnificado tenía varias contradicciones que ayudaron a los agentes de Delitos Sistémicos a determinar que lo denunciado, nunca ocurrió.

El joven había dicho que el robo ocurrió en Pellegrini y Reggiardo, donde dos sujetos en una camioneta le cruzaron el vehículo, y a punta de pistola se llevaron el dinero.

La investigación quedó a cargo de efectivos de la División de Delitos Sistémicos y de la Comisaría Octava, quienes hablaron con vecinos de la zona. Éstos dijeron no haber visto absolutamente nada, ni en la hora mencionada, ni antes ni después.

Así, la Policía continuó con la investigación, en base a la declaración del denunciante, quien al ampliar su testimonio entró en contradicciones, lo que llamó la atención de los investigadores.

Finalmente, tras varias preguntas sobre el hecho, el joven confesó que todo lo que dijo era mentira, y que en realidad el dinero lo había gastado en el casino de Corrientes, y que sufre de ludopatía (jugador compulsivo).

Tras la confesión, la fiscal en turno ordenó que quede detenido, por falsa denuncia.


COMPARTIR