Como ocurre todos los años, este domingo a las 9 horas se ofició una misa especial en el Cementerio San Francisco Solano a fin de pedir por las madres en su día y recordar a aquellas que ya no están físicamente.

El oficio religioso se llevó a cabo frente al Osario de la necrópolis capitalina y estuvo a cargo de los diáconos de la Catedral de Resistencia, Esteban Cáceres y Carlos Arévalo.

Vale reiterar las recomendaciones que cada año se dan a quienes concurran al cementerio: no deben dejarse velas encendidas en los panteones y está prohibida la circulación vehicular en el interior del predio, a excepción de los coches fúnebres o móviles que transporten a personas con discapacidad.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry