Un estudiante de medicina en Nigeria vivió momentos de shock al enfrentarse cara a cara con la muerte, pues tenía que diseccionar un cuerpo –algo normal en la carrera–. Sin embargo, esta práctica no fue de lo más común, pues tuvo que intervenir el cuerpo de su mejor amigo.

De acuerdo con el medio BBC, quien recordó la historia de Enya Egbe –entonces estudiante de medicina – explicó que en ese momento el joven practicaba anatomía en la Universidad de Calabar en Nigeria.

Todo marchaba en orden hasta que de un momento a otro, Enya Egbe entró en shock y gritó. Uno de los cuerpos para practicar se trataba de su mejor amigo Divine. En los últimos siete años –de aquel momento habían forjado su amistad–.

“Nosotros solíamos ir a bailar juntos. Tenía dos agujeros de bala en el lado derecho de su pecho”, explicó el joven al medio BBC.

Al momento de reconocer el cuerpo de su joven amigo salió corriendo del salón. Una estudiante de la clase lo encontró llorando afuera del aula.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry