El viernes al mediodía el personal de la Comisaría de El Sauzalito, mediante un operativo de prevención, secuestró 300 kilos de carne no apta para el consumo humano. A su vez, este sábado incautó 14 cueros de burro tras allanar el domicilio del supuesto autor.

Alrededor de las 17 horas, los agentes de la comisaría local realizaron un operativo de prevención de seguridad zona rural y al estar a dos kilómetros de la entrada a la localidad, por un camino vecinal demoraron el paso de una camioneta Ford F-100 que era conducida por un hombre de 31 años. Transportaba producto cárnico sin documentación.

Seguidamente, se hizo presente el médico veterinario Eduardo Borelli, quien verificó la carne y determinó que no es apta para el consumo humano.

Por ello, procedieron a la incineración de 300 kilos de carne vacuna. También secuestraron la camioneta y una lona verde con la que se tapaba la carne.

Consultando con el Juzgado de Paz y Faltas, a cargo de la doctora Katherine Romano, el conductor fue notificado de la causa "supuesta infracción a los artículos 44° y 45° Ley 850-J, en concordancia con la Ley de Carnes N° 22.375/81 y Decreto Reglamento N° 4238".

Secuestro de 14 cueros de burro

Este sábado, los agentes realizaron un allanamiento a 50 kilómetros del paraje "La Estación", en el domicilio del hombre que había trasportado los 300 kilos de carne no apta para el consumo humano.

Allí, constataron cueros de animales vacunos con señales de que pertenecerían a un ciudadano de 71 años, quien sería tío del detenido. También, hallaron 14 cueros de burro en el interior del inmueble.

Consultando con la Fiscalía en turno, dispuso que se secuestren los 14 cueros de burro y la causa que determinó la detención del ciudadano de 31 años, sería “supuesto abigeato e infracción Ley–7473 Protección y Bienestar de los animales”.


COMPARTIR