La nota del diario La Nación titulada “Niñas madres con mayúsculas” generó el repudio de muchas personas que se expresaron en las redes sociales en contra de lo expuesto por la línea editorial del artículo, en la cual apoya la maternidad infantil sin importarle los casos en donde ésta sea forzada por una violación.

El artículo, claramente opositor al movimiento por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito y que ignora el derecho a la interrupción legal del embarazo en caso de abuso sexual vigente en Argentina desde 1921 y el protocolo establecido por el fallo FAL de la Corte Suprema, fue criticado duramente por varias integrantes del colectivo de Actrices Argentinas, periodistas del propio diario La Nación y distintos integrantes de la farándula y los medios de comunicación bajo el hashtag #NiñasNoMadres.

“Asco. Propaganda antiderechos que pretende presionar a cualquier niña violada a gestar y parir, haciéndole creer que eso es heroico y que ‘le nace de sus ovarios infantiles’. Repugnan. Y sí, son los mismos que en sus editoriales reivindican la dictadura”, disparó la actriz Jazmín Stuart. “Horror”, sentenció Lali Espósito, mientras que Nancy Pazos definió al escrito como “terroríficamente nauseabundo”.

“Este editorial es un espanto. Detrás de toda ‘niña madre con mayúsculas o con minúscula’ hay una niña violada y una ley que la ampara y, que por culpa de quienes romantizan la maternidad forzada, muchas veces no se cumple. Prefería cuándo La Nación se metía con nosotras y nos trataba de loquitas asesinas y no al que trata de MADRAZAS a nenas violadas”, escribió la periodista y escritora Florencia Etcheves en Twitter.

“Repudiamos fervientemente la editorial del 1/02/2019 y pedimos que paren con la impunidad”, comunicó la cuenta oficial del colectivo de Actrices Argentinas, iniciado a partir del pedido de aborto legal que luego se debatió en el Congreso.

“Como ciudadanos y ciudadanas argentinas que conocemos lo normado en el Código Penal en 1921, rechazamos las palabras del editorial "Niñas Madres con mayúsculas". Una niña violada no debe ser obligada a ser madre”, escribió la cuenta de Twitter de los trabajadores de La Nación. Por otra parte, las periodistas del diario emitieron un mensaje en simultáneo en el cual también repudiaban la nota, y Jorge Rial expresó su apoyo por esa acción.

“Bien por las compañeras de @LANACION qué repudian la mierda de editorial que publicó hoy el diario. Es la opinión de los dueños, no de los trabajadores. Más que claro”, redactó en Twitter el conductor de Intrusos, que también aseguró que el escritor de la nota es "un hijo de puta".

“Estaría genial que la ‘persona’ que escribió esto sepa que una ‘niña madre’ es producto de una violación. ¿Quién firma la nota asquerosa de La Nación?”, preguntó Dalma Maradona, debido a que el polémico artículo al cual muchos catalogaron como apología del delito de violación, no cuenta con el nombre de su autor.

“Siguen alimentando la cultura de la violación y hablando del supuesto ’instinto maternal’ dejando a más mujeres que no desean ser madres como mujeres incompletas. ¡Las niñas tiene que jugar, no parir!”, sostuvo Anabel Cherubito, que también forma parte de Actrices Argentinas.

“La Nación celebra hoy la maternidad forzada de niñas de 12 y 13 años. El conservadurismo religioso es irracional y hace daño. Y el aborto por violación es legal desde 1921; tal vez una fecha ya moderna para los ultramontanos que escriben estos editoriales”, disparó Ángela Lerena, periodista de TNT Sports.

Connie Ansaldi fue contundente contra el diario. “Mi abuela de 95 está a favor del aborto porque entiende el desgarro que significa la maternidad no deseada. Ni hablar en niñas. Gente seguramente más joven escribe esto y pienso: a algunos les hace falta una buena catástrofe personal para empatizar con el otro.  Qué vergüenza”, sentenció.

La editorial fue publicada a casi seis meses de que el Senado rechace el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y a tan solo días después de una cesárea practicada a una víctima de violación en Jujuy para salvar al feto a pesar del pedido de su familia, y el posterior fallecimiento del bebé.


COMPARTIR