• Se dice que el Pueblo tiene el gobierno que se merece, pero lo peor que puede pasar es que el Pueblo acepte un candidato procesado por la Justicia Federal, por un defalco de más de 400 millones de pesos.
    Lo peor decadencia que nos puede pasar es que este candidato procesado por manipular dinero público con los basureros municipales de más de 45 Municipios, se constituya en la mejor opción para ser Gobernador de los chaqueños, el Contador Capitanich.
    La peor decadencia de los afiliados peronistas, es que acepten la ruptura del histórico PJ, por bancar a un candidato procesado por probable delincuente, aceptando malas palabras y ofensas a Intendentes electos y militantes de carrera.
    Lo peor decadencia es que la Justicia castigue a una persona trabajadora, luchadora por los empleados municipales, metiéndolo preso, solamente por tomar como cierta una denuncia telefónica.
    Jacinto Sampayo está más libre que nunca, a la espera de su absolución completa y continúa luchando por los trabajadores, subiendo la apuesta cuando acepta ser candidato a Intendente de la Ciudad Capital de la Provincia, sólo un grande como el Negro, puede hacer semejante acción política.
    Muchos de nosotros, sus seguidores, somos trabajadores municipales, pero también tenemos militantes de otros partidos y de otras opiniones, los cuales prefieren competir desde el Movimiento de Trabajadores Municipales, en forma sacrificada, pero con la frente bien alta, con los principios intactos y con la fuerza que da la Fe en la verdad y la Justicia.
    Pueblo del Chaco, salgamos de la decadencia, en estos comicios pongamos el voto de confianza en gente trabajadora, sin manchas, que le pongan el hombro al Chaco y la Ciudad, no votemos candidatos procesados por basureros truchos.

ARIEL AMARILLA


COMPARTIR