El proyecto del Brexit recibió el consentimiento de la reina Isabel II y se convirtió en Ley

96

El proyecto de ley del Brexit recibió hoy el consentimiento de la reina Isabel II, el último paso que faltaba para completar el proceso legal de salida de la Unión Europea (UE) previsto para el 31 de enero, después de casi medio siglo de membresía.

Así lo anunció esta tarde, el líder de los Comunes Jacob Rees-Mogg en un mensaje en la red social Twitter.

CENTER>

La legislación superó anoche su último trámite parlamentario cuando la Cámara de los Comunes, rechazó cinco enmiendas propuestas por la Cámara de los Lores que incluía entre ellas, un documento físico para los ciudadanos de la UE que viven el Reino Unido.

Los diputados eliminaron también la enmienda del proyecto de ley de salida de la UE, aprobada por los Lores, que garantizaba los derechos de los menores huérfanos refugiados para que puedan reunirse con el resto de sus familias en el Reino Unido.

Se espera ahora que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel y la presidenta de Comisión Europea, Ursula von der Leyen, firmen mañana el acuerdo en Bruselas.

Según informó la BBC, el Parlamento Europeo se reunirá el 29 de enero para debatir el acuerdo, que establece los términos del “divorcio” del Reino Unido con la UE, los derechos de los ciudadanos de la UE residentes en el Reino Unido y los británicos que viven en el continente y los acuerdos de la frontera con Irlanda del Norte.

CENTER>

“A veces parecía que nunca cruzaríamos la línea de la meta del Brexit, pero lo hicimos”, dijo anoche Johnson en un comunicado.

“Ahora podemos dejar atrás el resentimiento y la división de los últimos 3 años y centrarnos en ofrecer un futuro hermoso y emocionante”, expresó.

La aprobación del acuerdo es un gran logro para Johnson, quien asumió el cargo el año pasado tras la renuncia de su predecesora, Theresa May, ante el rechazo en el Parlamento en tres oportunidades de su proyecto del Brexit.

El Reino Unido abandonará oficialmente la UE el 31 de enero a las 23 (19 hora de Argentina), después de que el país votara por el Brexit en un referéndum en junio de 2016.

A partir del 1 de febrero, el Reino Unido entrará en un período de transición de 11 meses en el que continuará siguiendo las reglas de la UE pero sin representación en sus instituciones, mientras las partes esperan haber completado las negociaciones sobre su futura relación.

Hasta el 31 de enero se prevé proyectar un reloj en Downing Street, la residencia oficial del gobierno británico para hacer un conteo de los minutos que faltan para que el Reino Unido abandone la UE y se espera que el primer ministro de un discurso “especial” en la noche de ese día.

Se espera también que más de 20.000 personas del grupo de campaña anti europeo, “Leave Means Leave”, se concentren para festejar ante las puertas del Parlamento.

El grupo había anunciado un espectáculo de fuegos artificiales, pero finalmente no fue autorizado por las autoridades de los parques de Londres, debido al impacto que tendrían en las aves que anidan y otros animales salvajes en St James’s Park.

El plan de celebración tampoco incluye el repiqueteo del Big Ben, que se vio envuelto en una polémica cuando el primer ministro pidió a los británicos que recaudaran unas 500.000 libras necesarias para restaurar la gran campana del reloj situado en el lado noroeste del Palacio de Westminster, la sede del Parlamento del Reino Unido, en Londres.

Según los medios británicos, el parlamento le habría informado al primer ministro, que no podía aceptar las donaciones públicas para acelerar la restauración del Big Ben que se encuentra actualmente en obra.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry