Los principales candidatos del PRO fueron llamados a silencio.

Tras los tropiezos en radio y tv, desde el gobierno obligaron Elisa Carrio y Esteban Bullrich a llamarse a silencio. Lilita pasará el resto de la semana en su chacra de Exaltación de la Cruz.

Con el bozal mediático que Cambiemos le aplicó a Elisa Carrió, el oficialismo generó un escenario inédito: obligó a sus principales candidatos a llamarse a silencio después de que “Lilita” y Esteban Bullrich tropezaran varias veces durante entrevistas de radio y televisión.

“Moco”, “estupidez” y “al pedo” fueron algunos de los calificativos que utilizaron desde Vamos Juntos, la versión porteña de Cambiemos, para hablar de los dichos de Carrió en el programa “Los Leuco” de TN.

“Lilita” comparó el caso de Santiago Maldonado con el mito sobre la crionización de Walt Disney mientras en el programa teorizaban sobre los efectos del frío en la conservación del cuerpo del tatuador.

Según se pudo saber, Carrió pasará el resto de la semana en su chacra de Exaltación de la Cruz, en el partido de Capilla del Señor. Pero “Lilita” será la única de las candidatas que salga del circuito de radio y televisión.

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal pasó por el programa Morfi, de Telefé, acompañada por Graciela Ocaña. “Yo tenía dos entrevistas mañana y me dijeron que seguían en pie”, dijo uno de los candidatos que acompaña a Carrió en la boleta.

“¿Para qué seguir hablando de sin saber lo que pasó?, ¿para que nos hagan hablar de Maldonado si no hay nada que decir porque no hay información? No tiene sentido”, analizaron desde la Coalición Cívica, más allá de que otros dirigentes del espacio continuarán con sus apariciones en los medios.

Esteban Bullrich ya había caído en desgracia mucho tiempo atrás, cuando días antes de las PASO festejó que cada día había "un pibe más preso". El espanto en el rostro de Vidal fue inocultable y el ex ministro de Educación apareció en los medios con cuentagotas.

Pero Vidal no fue la única. En el PRO lamentaron los dichos del Licenciado en Sistemas y algunos lo compararon con los peores candidatos de la historia argentina. Aun así está muy cerca de imponerse en los comicios bonaerenses.

Por ahora Bullrich no hizo ninguna mención al tema Maldonado desde la aparición del cuerpo que pertenecería al tatuador y son muchos los que apuestan al silencio del ex funcionario.

Hace varios meses, cuando aún no estaban definidas las candidaturas, Carrió se ofreció a participar como postulante en el mayor distrito del país. Vidal prefirió cargarse la campaña en sus espaldas antes que compartir cartel con la actual diputada. Por eso “Lilita” cruzó la General Paz para competir en la Ciudad. La alegría de Horacio Rodríguez Larreta fue enorme: había conseguido una figura que le permitiera esmerilar a Martín Lousteau.

A pocos días de los comicios y habida cuenta de la enorme ventaja conseguida en las PASO parece difícil que el oficialismo pueda hacer una mala elección. Pero Carrió logró complicar un elección que parecía absolutamente definida.

Fuente: Tiempo Argentino