A las 12 del mediodía de París (7 de la Argentina), el presidente Alberto Fernández llegó al Palacio del Elíseo para reunirse con su par francés, Emmanuel Macron. Se trata de la última actividad oficial de la gira que realizó esta semana el jefe de Estado argentino por Europea.

“Venimos a ponernos a disposición para ver cómo podemos ayudar desde América Latina para recuperar la paz en Ucrania y en el mundo”, aseguró Fernández durante una declaración conjunta realizada antes del encuentro. “Con el presidente Macron nos une la visión humanista de la política, integradora de la sociedad”, agregó.

“La paz es urgente, necesitamos más alimentos, más proteínas y menos misiles. El mundo no soporta más muertes”, sostuvo Fernández durante su discurso en la declaración conjunta que ambos presidentes brindaron antes de la reunión que duró 1 hora y 20 minutos. Tras la despedida, el jefe de Estado se dirigió directamente al aeropuerto para emprender hoy mismo el regreso a la Argentina.

El Jefe de Estado aseguró que desde su rol como presidente de la CELAC viajó a Europa con la intención de traer al viejo continente la preocupación y la voz de América Latina respecto al impacto de la guerra.

Fue un primer encuentro marcado por la cordialidad y afecto que se propiciaron ambos presidentes. Apenas se vieron, se estrecharon en un abrazo que se extendió a lo largo de unos cuantos segundos.

“Hay que frenar el ataque ruso, tal como lo pidió el Consejo de Seguridad de la ONU. Queremos colaborar”, señaló.

Macron fue reelecto y asumió al mando de su segunda etapa el sábado 7 de Mayo. En ese sentido, el Presidente lo felicitó y dijo: “Celebramos su éxito electoral, trajo mucha tranquilidad al mundo”.

Es la tercera vez que el Fernández visita Macron. La primera fue en febrero del 2020, dos meses después de que haya asumido el gobierno. Luego viajó a París en mayo del 2021 y este viernes concretó la última visita.

Es el primer presidente que recibe Macron desde que asumió su segundo mandato, así como fue el primer mandatario Latinoamericano que recibió el canciller de Alemania, Olaf Scholz.

Junto al Presidente ingresaron a la reunión bilateral el canciller, Santiago Cafiero; la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca; el secretario presidencial, Julio Vitobello; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustaco Beliz, la Portavoz, Gabriela Cerruti y la embajadora de la UNESCO, Marcela Losada.

Macron lo trató como “un amigo“ y aseguró que Fernández es un “actor importante en este escenario internacional tormentoso”, haciendo referencia al conflicto bélico.

El mandatario francés también le agradeció el apoyo de Argentina en los foros internacionales en lo que respecta a la condena a Rusia por la invasión a Ucrania.

Durante su discurso Macron dejó en clara su voluntad de que la Unión Europea y América Latina tengan “una relación más estrecha“.

La reunión con Macron es muy importante para el Jefe de Estado, quien insistió para poder coordinar la agenda y ser recibido por el francés. Durante las últimas dos semanas hubo negociaciones sin definiciones. Recién el martes el Gobierno pudo confirmar lugar y hora del encuentro.

La voluntad de Fernández es, además de felicitarlo en persona por su reelección, plantearle la necesidad de que la guerra llegue a su fin en Ucrania. Tanto en los encuentros con el presidente de España, Pedro Sánchez; con el príncipe Felipe VI y el canciller alemán Olaf Scholz, Fernández planteó la necesidad de involucrarse para frenar la escalada de violencia.

El Presidente no está de acuerdo con la idea de marginar a Rusia de sistema financiero y comercial con la intención de asfixiarlo y, en consecuencia, que ceda su decisión de bombardear Ucrania. Se lo ha hecho saber a todos los líderes europeos con los que estuvo, quienes están a favor de esas sanciones.

Fernández aseguró ayer por la tarde que las consecuencias de la guerra no solo afectan a los involucrados, sino a todo el mundo. “Tenemos que hacer algo para que este conflicto termine cuanto antes. Tenemos que hacer algo para propiciar el fin de las acciones bélicas rusas sobre Ucrania y tenemos que hacer algo para que las partes se sienten y encuentren un entendimiento.”, aseguró.

El mandatario argentino considera que una vez que la pandemia pasó, la desigualdad social aumentó en todo el mundo y la situación económica de los países sub desarrollados empeoraron abruptamente. Entre ellos la Argentina y varios de la región. Por eso el planteo de Fernández es que la guerra excede los límites de Europa y complica la economía global.

La situación de crisis global le genera la Argentina una posibilidad. ¿Por qué? Porque Argentina es un productor de alimentos y energía, dos insumos que en Europa escasean después de la invasión de Rusia a Ucrania. Fernández le ha dicho a los mandatarios europeos, y se lo planteará a Macron también, que el país puede ser un proveedor seguro de ambos recursos.

Nosotros no sentimos que esta sea una cuestión entre Rusia y la OTAN, Rusia y Ucrania, Rusia y Europa. Nosotros sentimos que la dimensión del conflicto adquiere características globales. Y las consecuencias de las acciones que se han tomado, directamente repercuten en nuestra vida cotidiana”, resaltó el Presidente.

Fernández entiende que su voz no es solo la representación de Argentina, sino la de Latinoamérica. Siempre en función de su rol como presidente de la CELAC. Y desde ese lugar le manifestará a Macron las dificultades que está teniendo la región por la falta de abastecimiento de insumos y materia prima en distintas partes del mundo.

Durante la conferencia en París, el Jefe de Estado dijo irse “la tranquilidad de haber puesto la voz de América Latina en este conflicto”. y de haber sido “categórico” respecto a la necesidad de culminar el proceso bélico, que ha ido escalando en las últimas semanas.

“En mi condición de Presidente de la CELAC me veo en la obligación, moral y ética, de llevar este mensaje a los que son actores”, indicó.

Una vez concluida la actividad con Macron, está previsto que el Presidente emprenda el regreso a la Argentina con el fin de llegar en las primeras horas del sábado, debido a las 5 horas de diferencia que hay en el horario entre Europa y Argentina.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry