Alberto Fernández ejecutará hoy un incisivo movimiento de ajedrez diplomático que sorprenderá en China y Rusia, y encenderá una señal de alarma en los regímenes populistas que lideran Nicolás Maduro en Venezuela y Daniel Ortega en Nicaragua: Jake Sullivan, el asesor más influyente de Joseph Biden, almorzará con el Presidente de Olivos y podrá explicar sin límites a las principales figuras del Gabinete qué objetivos geopolíticos pretende alcanzar la Casa Blanca con la administración del Frente de Todos.

Sullivan, director de Seguridad Nacional de Biden, es la lente estratégica que usa el Presidente de los Estados Unidos para entender y contener los desafíos globales que interpelan a Washington, y su juicio político es suficiente para potenciar una relación bilateral o transformar a un país en paria internacional.

La visita de Sullivan implica la decisión presidencial de acercar posiciones con la Casa Blanca y fortalecer la relación con Estados Unidos. Alberto Fernández abre todo su Gabinete al principal asesor de Biden y lo cita a almorzar para explicitar su perspectiva sobre la agenda global y las relaciones multilaterales.

Un dossier reservado de 42 páginas, escrito en la Casa Rosada para Alberto Fernández, establece 14 temas de conversación que se abordarán durante la gira de casi 48 horas que protagonizará Sullivan en Buenos Aires. Y esos temas de conversación indican el interés común entre Balcarce 50 y la Casa Blanca:

1. VIAJE DEL SR. PRESIDENTE DE LA NACION

2. REUNION DE CONSULTAS POLITICAS BILATERALES

3. DEUDA

4. INVERSIONES EN SECTORES ESTRATÉGICOS

5. 5G Y CIBERSEGURIDAD

6. SALUD GLOBAL Y DONACION VACUNAS

7. DERECHOS HUMANOS

8. CAMBIO CLIMATICO

9. SITUACIÓN REGIONAL

10. COOPERACION EN EL TRIÁNGULO NORTE

11. COOPERACION ANTARTICA

12. COOPERACION BILATERAL EN MATERIA NUCLEAR

13. TEMAS ESPACIALES

14. CUESTIONES DEL ATLANTICO SUR

La agenda de Sullivan en Buenos Aires fue diseñada por Gustavo Beliz -secretario de Asuntos Estratégicos- y Jorge Arguello, embajador argentino en Estados Unidos. Beliz recibirá al asesor de Biden en Casa Rosada y a continuación actuará como host de los encuentros que se sucederán hasta que llegue el momento de trasladarse hasta a Olivos para almorzar con Alberto Fernández.

La agenda abordará asuntos complejos que marcan la profundidad de la relación bilateral que se pretende establecer desde Buenos Aires con Washington, y a su vez fija un ambicioso objetivo diplomático “cuando la ocasión lo permita”: organizar una visita de Alberto Fernández a Estados Unidos para mantener un encuentro con Biden en el Salón Oval.

Al margen de un eventual viaje oficial a DC, Alberto Fernández instruyó que Martín Guzmán explique a Sullivan su estrategia de negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El ministro de Economía estará acompañado por Beliz y Arguello, y usará su tiempo para agradecer el apoyo de los Estados Unidos durante la reestructuración de la deuda pública en manos de los acreedores privados y solicitar que la administración Biden continúe sosteniendo a la Argentina hasta cerrar un acuerdo con el FMI.

Biden se muestra preocupado por la estrategia desplegada por China para monopolizar la instalación de tecnología de 5G alrededor del planeta. El presidente de los Estados Unidos considera que la tecnología 5G empujada por Beijing implica una transferencia infinita de secretos de Estado desde Occidente a la nomenclatura que lidera Xi Jinping, y no está dispuesto a aceptar que en el área de influencia de la Casa Blanca se avalen los emprendimientos tecnológicos chinos.

Desde esta perspectiva, Washington ya ha explicado a Balcarce 50 que rechaza la participación de China en las posibles licitaciones de 5G en la Argentina. Juan González, asesor especial de Biden para América Latina, planteó el asunto durante un almuerzo con Alberto Fernández y también en un asado que compartió con Sergio Massa en su casa.

El dossier preparado para Alberto Fernández antes de la llegada de Sullivan a Buenos Aires, establece que Argentina no tiene un cronograma específico sobre el proceso de licitación de 5G. Esta definición estratégica es un gesto diplomático explícito a las preocupaciones de la Casa Blanca respecto a la ofensiva de China en América Latina.

Se trata de una obvia relación diplomática quid pro quo. Si Argentina desea que la Casa Blanca apoye la negociación con el FMI, otorgue créditos blandos a través de la Corporación Financiera para el Desarrollo (DFC) y comparta sus avances tecnológicos en materia de ciberseguridad, la Casa Rosada no tiene otra alternativa que bloquear los intereses estratégicos de China.

Biden considera al régimen de Beijing como una amenaza global, y en este caso puntual su lógica de poder es binaria: Si un estado apoya la expansión china, ese estado también es una amenaza para la administración demócrata.

Alberto Fernández recibirá a Sullivan en Olivos. Será un almuerzo con numero clausus, y la agenda es abierta. “El Presidente planteará su mirada sobre la región y el mundo. Pero lo más importante es profundizar la relación bilateral con Estados Unidos. Ese es nuestro principal objetivo diplomático. Un relación de confianza mutua y beneficios compartidos”, explicó un integrante del Gabinete que conoce como funciona la política exterior.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry