El director del hospital Pediátrico “Avelino Castelán, Hugo Ramos, informó que fueron pocos los pacientes atendidos durante la guardia del 1 de enero durante la madrugada.

Apenas algunos casos menores tuvieron que ser atendidos, la mayoría fueron dadas de alta al instante. Un menor de cinco años ingresó con un traumatismo ocular leve, a raíz de un cohete que le provocó una herida en el párpado

En tanto que una menor de 8 años, sufrió una herida cortante en la cara por el estallido de una botella en la que hicieron explotar un cohete.

Y hubo otro niño herido por una "estrellita", a quien se lo atendió a se fue a la casa.

Además hubo un par de heridos por accidentes de tránsito, (moto principalmente), pero nada significativo.

Ramos remarcó el hecho de que las situaciones que se presentaron fueron visiblemente menores que años anteriores.


COMPARTIR