El secretario general del Partido de los Trabajadores (PT), Paulo Teixeira, adelantó este lunes que esa fuerza aspira a "replantear el sistema de alianzas" de cara al balotaje del 30 de octubre entre Luiz Inácio Lula da Silva y Jair Bolsonaro y, con ese objetivo, mantendrán conversaciones con el Partido Democrático Laborista (PDT), que salió en cuarto lugar en los comicios realizados en Brasil.

"Vamos a hablar con Ciro Gómez, con su partido, para replantear el sistema de alianzas para la segunda vuelta", dijo Teixeira en declaraciones formuladas a El Destape Radio, un día después de que el dos veces presidente Lula Da Silva triunfara en primera vuelta con el 48,31% de los votos, cinco puntos arriba del presidente y candidato del Partido Liberal (PL), Bolsonaro, quien obtuvo el 43,30%.

Con este resultado, Bolsonaro y Lula Da Silva deberán enfrentarse en un balotaje que se realizará el 30 de octubre.

"Ahora vamos a tener más tiempo para derribar las mentiras y la campaña sucia", sostuvo Teixeira y planteó: "En la segunda vuelta es sólo Lula y Bolsonaro. Él quiere discutir cosas con acusaciones que no tienen importancia; es una extrema derecha muy violenta".

Remarcó que "Lula no tiene ninguna condena" y, por eso, las tres semanas previas al balotaje significarán "más tiempo para demostrar el mal que le hizo Bolsonaro a Brasil".

Además, Teixeira se refirió a distintos episodios de violencia que se vivieron en la antesala de las elecciones, que arrojó un saldo de tres simpatizantes de Lula asesinados a manos de seguidores de Bolsonaro en los últimos cuatro meses, y expresó su anhelo de que no se repitan ese tipo de situaciones.

Teixeira resaltó que el candidato del PT tiene el objetivo de llevar al Gobierno brasileño una agenda de "crecimiento económico, empleo y democracia" y "recuperar" los lazos políticos y económicos con los países vecinos de la región.

"Lula no busca el conflicto con los Gobernantes de América del Sur. Es muy diferente a Bolsonaro, explicó Teixeira.

En esa línea, agregó que el líder metalúrgico, además de tener "mucha amistad con Argentina, tanto con Alberto Fernández como con Cristina Kirchner", también tiene "vínculos en Chile, Bolivia y Colombia".

"El Mercosur hoy tiene presidentes que pueden ayudar a una mayor unidad en la región", aventuró el dirigente del PT.


COMPARTIR