El nuevo presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, disolvió el Parlamento

89

El astro televisivo Volodimir Zelenski juró como nuevo presidente de Ucrania. La primera medida que tomó fue disolver el Parlamento. El nuevo mandatario dijo que el cuerpo no es más que un grupo interesado en enriquecerse. Cumplió con su promesa electoral que fue desarmarlo.

En sus promesas de campaña, Zelenski dijo que detendría la guerra en el este del país contra separatistas apoyados por Rusia. Además, no continuó con las tradiciones de la política ucraniana y rechazó hacer el tradicional paseo en auto.

Antes de hacer el anuncio, el nuevo mandatario pidió a la cámara que aprobara una ley contra el enriquecimiento ilegal. Además, que apoyara sus mociones para destituir al ministro de Defensa, al responsable del Servicio Secreto y al fiscal general. Todos ellos son aliados del expresidente Petro Poroshenko.

A su vez, el actor dijo que su objetivo principal es llevar la paz al este de Ucrania. En ese lugar, las tropas del gobierno llevan cinco años combatiendo a separatistas respaldados por Rusia. “Estoy dispuesto a hacer lo que sea para que nuestros héroes no mueran allí. Estoy dispuesto a perder mi popularidad. Si es necesario, estoy dispuesto a perder el cargo para que tengamos paz”, pronunció en su discurso.

Quién es el nuevo presidente

Zelenski fue elegido por el 73% de los votos en la segunda vuelta de las presidenciales en abril. El nuevo jefe de Gobierno, que durante años interpretó al presidente en una popular serie de televisión (“Servidor del pueblo”), cerró su discurso en el Parlamento refiriéndose a su carrera como comediante.

“Durante toda mi vida, lo he intentado todo para hacer reír a los ucranianos. En los próximos cinco años lo haré todo para que los ucranianos no lloren“, afirmó.

Su carrera la hizo en los escenarios y en la pantalla, en espectáculos humorísticos y en conocidas películas en Ucrania y también en Rusia. Asimismo, sus partidarios creen que trae una bocanada de aire fresco a la política ucraniana, mientras que sus detractores denunciaron un programa confuso y una falta de experiencia peligrosa para un país en guerra.

Ante estas críticas, Zelenski se rodeó de asesores reformistas. En esa línea dijo que quiere mantener el rumbo prooccidental de su país. A la vez, negociar con Rusia y Estados Unidos, para resolver el conflicto en el este de Ucrania.

Sin embargo, el nuevo presidente es acusado de ser una marioneta del oligarca Igor Kolomoiski, enemigo del presidente Petro Poroshenko y propietario de la cadena de televisión que emite su programa, lo que el actor desmiente.

Ucrania, país de 45 millones de habitantes, está inmerso en una crisis económica y enfrenta además una guerra contra separatistas prorrusos en el este del territorio, que ya dejó más de 13 mil muertos en cinco años.