Representantes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE Chaco) en el Instituto de Cultura del Chaco se reunieron el viernes con el secretario General de la Gobernación, Roberto Acosta; y Cristian Mena, subsecretario de Hacienda de la provincia, tal como fuera acordado anoche al levantar la permanencia pacífica que trabajadoras y trabajadores realizaron en la Casa de las Culturas de Resistencia.

En el encuentro, las y los representantes del sindicato reiteraron las demandas que se vienen presentando al Ejecutivo provincial, y que hasta el momento no obtienen respuestas favorables.

Se trata de 14 puntos, entre los que destacan el pase a planta del personal precarizado del organismo, el aumento en los montos de los convenios y la modificación de la base de cálculo de una bonificación que percibe el personal de planta permanente. También se reclamó por la urgente devolución de descuentos arbitrarios e ilegales realizados contra cuatro trabajadoras precarizadas del organismo.

Acosta reconoció la preocupación del gobernador Domingo Peppo por la situación del Instituto de Cultura y se comprometió a dialogar con el ministro de Hacienda, Cristian Ocampo, con el fin de poder presentar propuestas concretas a estas demandas históricas del sector.

De esta manera, se acordó una reunión entre ATE y ambos funcionarios para los primeros días de la semana que viene, cuando las trabajadoras y trabajadoras esperan recibir una propuesta que pueda poner fin a este conflicto.

En tanto, una gran cantidad de compañeros y compañeras se encontraban en asamblea esperando resultados de la reunión, y tras el encuentro decidieron la continuidad del plan de lucha, que implica la suspensión de las actividades previstas para este fin de semana, e iniciar un paro la semana que viene a la espera de una solución concreta.


COMPARTIR