Fabián y María Álvarez, padres de Tania.
Fabián y María Álvarez, padres de Tania.

El próximo lunes 5 de marzo iniciará el juicio contra José Nicolás Navarro (20)  acusado del femicidio de su pareja María Tania Álvarez de 16 años, cometido el 18 de diciembre de 2016 en Villa El Dorado, Resistencia. La carátula se denomina Navarro José Nicolás/ homicidio Agravado por Femicidio y arrancará a las 10:30 en la Cámara Penal Nº3, ubicada sobre Avenida San Martín y Juan B. Justo.

El juicio solamente cuenta con un imputado, acusado de haber matado a golpes a la joven en la casa donde se encontraban conviviendo, ubicada en Fortín Tapenagá º40 de la capital chaqueña.

Ambos tenían una relación de noviazgo de un año, pero se encontraban viviendo juntos hacía más de un mes. Durante la etapa investigativa, la hermana de Nicolás también estuvo detenida como encubridora del crimen, pero luego fue liberada por falta de mérito: ahora declarará en la causa pero solo como testigo.

“Obviamente como papá no estamos conformes porque la chica estuvo en el domicilio el día del hecho, a pesar de declaró que no escuchó nada porque todo había pasado dentro del dormitorio, la participación de ella viene luego, para salir a pedir auxilio. Mis dudas siempre van a estar”, dijo la madre de Tania, María Fernández.

Ahora ella está enfocada en el acusado de matar a su hija a golpes a quien encontraron en el patio de la casa.

“Primero dijeron que ella murió de sobredosis y no es así. El estudio forense revela que murió a golpes, tuvo el estallido del hígado, la vesícula, tenía costillas y tabique rotos, fueron muchos golpes”, dijo.

Fernández confirmó que pedirán la perpetua para Navarro y argumentarán además el ensañamiento con que cometió el femicidio. “La declaración de él es muy burda Él declara que fue accidental, que fue sin querer, que mi nena se descompuso. Ella no sufría de nada. Él argumenta que los dos consumieron toda la noche, pero el toxicológico de la nena me dice que no. Es casi increíble la defensa que él utiliza, él sí tenía alcohol y droga en su cuerpo”, continúa.

María asegura que Tania nunca consumió en todo el noviazgo, a pesar de que él afirma que  ella le pidió consumir ese día. “El fiscal dice que la cantidad de cocaína que tenía ella era mínimo en las fosas nasales y no llegó a aspirar”.

“Nuestra idea es que se conozca el caso, yo lo tengo que contar, como mamá, porque no queremos que le pase esto a otras mujeres”, expresó.

María confirma que en la relación que mantenía su hija, Nicolás era muy celoso. No quería que utilice celular y le cuestionaba la vestimenta que usaba. Sin embargo, ella no le hacía caso. “Situaciones de violencia que ella no nos contó. Pero decidió irse de casa su papá le plantea la incomodidad que le significaba la relación que mantenía con el joven.

“Ella se va, le dejamos que junte un poco de ropa, no llevó mucha porque no era esa su intención. Ella no quiso irse para siempre de casa, pero no hubo discusión, no le pegamos, no le gritamos. El padre siempre me decía que ella iba a volver a casa”, lamentó María.


COMPARTIR