Ayer en la mañana, frente a los Tribunales de Sáenz Peña, los hijos del quinielero Eduardo Vega, se expresaron respecto a la fuga del menor sindicado como autor del crimen de su padre y manifestaron que no pierden las esperanzas de que haya justicia.
Adrián Vega dijo en declaraciones radiales que “ya se pidió el pedido de captura y veremos qué pasa más adelante; hasta este momento no se lo puede encontrar, lo están buscando intensamente, y nos prometieron que así seguirá y que de alguna manera lo tienen que encontrar”.
Adrián relató que esto que está pasando “es como una burla, pero hablamos con mi hermano en estas fiestas de que vamos a pasar lo mejor que podamos, olvidarnos un rato de esto porque no podemos estar saturados de todo esto. No obstante el dolor por dentro sigue, pero también la confianza que tenemos los dos de que en cualquier momento lo van a encontrar, y va a volver donde tiene que estar”.
Además, indicó que el presunto autor (Rodrigo Cardozo) está a punto de cumplir 18 y se espera que vaya preso a una comisaría hasta el inicio del juicio. “Ahí lo alojarían definitivamente porque ya el año que viene es el juicio y esperamos si Dios quiere que inicie en marzo este proceso”.

La fuga del menor sindicado como autor del asesinato de Eduardo Vega
Rodrigo Cardozo, se fugó del Centro Tres Horquetas, ubicado en Colonia Benítez, donde se encuentra internado, el pasado sábado 23, cuando hacía menos de una semana que se había escapado del Juzgado del Menor y la Familia donde debía prestar declaración.
Según fuentes policiales, la fuga se produjo alrededor de las 13:15 del 23, cuando el menor logró burlar al personal de la Línea 102, quienes se encargan de la seguridad interna del centro de rehabilitación.
Cardozo, de 17 años, se encuentra vinculado en la causa del Supuesto Homicidio del ciudadano quien en vida fuera Edgardo Vega. Ya en anteriores oportunidades logró evadirse del internado de Tres Horquetas y fue capturado tras sospecharse que habría cometido robos en los barrios Puigbó y San Martín de Sáenz Peña.

El hecho
El 8 de junio del año 2016, el crimen del quinielero Eduardo Vega, de 50 años, un trabajador reconocido en el barrio San Martín, conmocionó a la ciudad termal. Esa noche, minutos antes de cerrar su quiniela tres personas ingresaron, él se resistió al robo y recibió un disparo que terminó con su vida. Días más tarde, los tres presuntos autores del robo seguido de muerte fueron aprehendidos.
El joven sindicado como autor del crimen, de 17 años, fue detenido y alojado en Tres Horquetas en la localidad de Colonia Benítez pero se fugó del lugar y fue recapturado en la casa de su madre. En una segunda oportunidad, ese mismo año volvió a fugarse y tardaron algunos meses en recapturarlo. La segunda oportunidad en la que fue detenido estaba cometiendo un robo en el mismo barrio donde meses antes daba muerte a Eduardo Vega. Luego, hace menos de una semana, había sido trasladado a la Fiscalía de Sáenz Peña donde iba a ser revisado por el médico policial. Allí se había encontrado con su madre, habló unas palabras con ella, pidió ir baño y se escapó (según lo contó el empleado de Tres Horquetas que lo trasladó).
Ahora, nuevamente, el peligroso delincuente logró escapar, y aún se encuentra prófugo de la Justicia.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry