Los 100 metros masculino, quizás la prueba más importante y de más historia dentro del atletismo, tiene un nuevo rey y se llama Lamont Marcell Jacobs. El italiano de 26 años ganó la medalla dorada con un tiempo de 9.80 segundos y fue seguido por el estadounidense Fred Kerley y el canadiense Andre de Grasse, quienes hicieron marcas de 9.84 y 9.89 segundos respectivamente.

Esta fue la primera vez en la modernidad que se corrió la prueba de 100 metros masculino sin la presencia del jamaiquino Usain Bolt, dueño de las mejores marcas de la historia en esta disciplina. Lightning Bolt, tal como lo apodan, tiene el récord mundial con 9.58 segundos y el récord olímpico con 9.63 segundos.

Jacobs, nacido en Texas y de padre estadounidense y madre italiana, es el primer velocista de Italia en ser campeón olímpico, tras la consagración de Pietro Mennea en los 200 metros de Moscú 1980, hace ya 41 años.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry