El Ministerio de Planificación, Economía e Infraestructura del Chaco informa que, según el Instituto Provincial de Estadísticas y Ciencia de Datos (IPECD), en agosto se observó una marcada desaceleración en la suba de precios, medidos en el Gran Resistencia, siendo el menor guarismo que registra la provincia de los últimos 14 meses (1,6%).

De esta manera, si bien tanto a nivel nacional como regional se transita un proceso de desinflación mes a mes, en la Provincia el recorte de agosto fue mucho mayor, reduciéndose cerca de dos puntos porcentuales frente a la marca de julio.

Así, en los primeros ocho meses del año Chaco acumuló una suba de precios de 30,7%, por debajo de la inflación registrada a nivel nacional (32,3%).

Se destacan bajas de precios en las divisiones de “transporte y comunicaciones” (-1,0%) y de “cultura y esparcimiento” (-1,5%).

En tanto los precios de “alimentos y bebidas” (1,5%) y de “propiedad, combustible, agua y electricidad” (1,3%) crecieron por debajo del índice general (1,6%), un dato de suma importancia para las familias chaqueñas, ya que se tratan de bienes y servicios de la canasta básica. Por el contrario, los incrementos más pronunciados se dieron en los rubros de “indumentaria y calzado” (5,4%) y “enseñanza” (4,0%).

Preservar el poder adquisitivo

Uno de los principales objetivos trazados por el gobierno provincial es que el salario le gane a la inflación en 2021. En este sentido, mientras los precios crecieron 30,7% en lo que va del año, las pautas salariales evolucionan por encima de ese número.

De esta manera se cumplen los acuerdos realizados a principio de año. Este también es el caso de las y los docentes, ya que la cláusula gatillo les permite tener un aumento de 47% a la fecha y terminarán el año con un incremento cercano al 55%.

Por otro lado, desde la cartera conducida por Santiago Pérez Pons destacaron que las y los trabajadores de la administración pública acumulan un 40% de incremento salarial, mientras que al personal de la Salud se les sumaron tres bonos mensuales de $10.000 cada uno, en reconocimiento al trabajo realizado durante la pandemia.

En cuanto al sector privado, para reducir el impacto inflacionario en el bolsillo de las familias, el gobierno provincial lleva adelante, desde marzo, el programa “Precios Acordados”, en el marco de una amplia mesa de diálogo con distintos sectores de la cadena comercial, incluyendo a la Cámara de Supermercados y Autoservicios del Chaco (CSACH).

Los distintos acuerdos de precios contemplan carnicerías, panaderías, gas envasado, canasta escolar y otros bienes de primera necesidad.

La estrategia impulsada permite la utilización de la Tarjeta Alimentar, que en la provincia cuenta con unos 70 mil beneficiarios y beneficiarias.

El resultado del programa se refleja en la marcada reducción del impacto inflacionario en marzo y la posterior tendencia a la baja durante julio y agosto.

En tanto, el gobierno provincial destinará en 2021 un monto cercano a los $4.500 millones para sostener parcialmente las tarifas de electricidad, agua y transporte, en un año todavía atravesado por la pandemia, pero signado por una tendencia notable a la reactivación económica y productiva.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry