La ciudad rusa de Cheliábinsk, cercana a la frontera con Kazajistán, es el escenario de una inédita historia que ve involucrada de manera por demás indirecta a Lionel Messi. Sucede que producto de una discusión marital originada por los constantes cuestionamientos de ella hacia el rendimiento deportivo del argentino, él tomó la decisión de pedirle el divorcio de manera oficial.

El diario local Argumenti i Fakti fue el que dio a conocer la historia. Según publicó el medio, el ciudadano ruso sostuvo a propósito de su mujer: "Desde el inicio del Mundial, me pinchaba con que Messi juega mal y con que no pudo siquiera marcar el penal contra Islandia".

El conflicto que desencadenó la ruptura final de la pareja llegó cuando el ruso se despachó con un gran festejo tras la victoria 2-1 de Argentina sobre Nigeria en el cierre del Grupo D.

Justamente en ese triunfo sobre los africanos marcó el rosarino y el ruso no atinó a hacer otras cosa más que decirle a su mujer todo lo que pensaba sobre sus gustos futbolísticos, entre los que se encuentra Cristiano Ronaldo. "Luego agarré mis cosas y me fui para siempre", sentenció el hombre.

La pareja llevaba 14 años de matrimonio y según el diario que reveló la historia, se habían conocido en 2002 durante la Copa del Mundo organizada en Japón y Corea. El destino les jugó una mala pasada a esta pareja que nació y terminó durante un Mundial de fútbol.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry