El ministro de Producción, Francisco Cabrera, reclamó “empresarios protagonistas, que tomen una agenda ofensiva y no defensiva”.
El ministro de Producción, Francisco Cabrera, reclamó “empresarios protagonistas, que tomen una agenda ofensiva y no defensiva”.

Segundo round entre Balcarce 50 y la dirigencia fabril. Los industriales pegaron primero, con quejas por las importaciones, los impuestos y el financiamiento. El ministro Cabrera respondió con una carta que remitió a los medios.

Luego de que la Unión Industrial Argentina (UIA) y varias cámaras pymes se quejaron de la política de Cambiemos para el sector, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, reclamó “empresarios protagonistas, que tomen una agenda ofensiva y no defensiva”.

Las empresas fabriles venían de enviar un documento con 14 reclamos sobre el acuerdo de libre comercio que el gobierno intenta firmar con la Unión Europea. Este martes, además, los industriales lanzaron fuertes críticas a la administración pública sobre importaciones, impuestos y financiamiento, entre otros temas.

Tras esos reclamos, el funcionario recogió el guante y le pidió a los hombres de negocios que: “Estén a la altura de las circunstancias”.

El texto señala que: “El problema de la Argentina no es que importamos mucho sino que exportamos poco. En 2017, la Argentina importó menos en dólares que en 2011, 2012 y 2013; y en términos del PBI se encuentra en el nivel más bajo desde 2001. Además, 8 de cada 10 dólares importados se destinan a bienes de capital e insumos para la producción”, planteó.

Cabrera recayó en el argumento de la “pesada herencia” y se apoyó en el último dato de industria del INDEC, según el cual en enero la producción subió un 2,6%, empujada por la construcción fundamentalmente.

El mensaje del ministro indica que: “En la encuesta incluida en el trabajo del INDEC, los propios industriales afirman que ‘respecto a la demanda interna, el 50,5% anticipa un ritmo estable para el período febrero-abril de 2018 respecto al período febrero-abril de 2017; mientras que el 39,7% de las empresas espera un aumento y solo el 9,8% prevé una baja’”.

“Nuestra proyección –añadió Cabrera- compartida por la UIA, es que la industria crecerá por arriba del 3% este año. Por supuesto que hay heterogeneidad entre los sectores y entre las empresas hacia adentro de los sectores, pero la tendencia es clara y estamos trabajando con todos”.

Casualmente también ayer se conoció que en 2017 la actividad creció 2,8%, algo menos que el pronóstico del 3% que manejaba el gobierno en abril del año pasado. Teniendo en cuenta eso, el pronóstico del titular de Producción reconoció que la actividad en 2018 no crecerá.

Sin embargo el mensaje sigue adelante con la respuesta. “En el 2017 las exportaciones de Manufacturas de Origen Industrial crecieron por arriba del 10% y esperamos este año tener un crecimiento aún mayor”. Después de esto enumeró medidas oficiales destinadas a la mejora de las ventas industriales al exterior.

En ese sentido, recordó la eliminación de las retenciones a las exportaciones industriales con las que “los exportadores se ahorraron U$S 6.000 millones en dos años”; el aumento de los reintegros a las exportaciones entre un 30 y un 80% “después de que estuvieran congelados por 15 años”; los créditos de comercio exterior destinados a empresas industriales durante los primeros 9 meses del 2017, que “alcanzaron un monto total de $3.259 millones (el 71,9% del total de lo desembolsado a comercio exterior”.

También defendió el desarrollo de nuevos mercados para productos industriales “como el acuerdo con Colombia para exportar 42.000 vehículos anuales”; la eliminación de la obligación de liquidar las divisas por exportaciones; la implementación de la llamada Ventanilla Única del Comercio Exterior (VUCE) y la implementación de Exporta Simple, un recurso con el que “las PyMEs pueden exportar productos a cualquier parte del mundo desde una computadora”.

Por otra parte, el titular de Producción recordó el lanzamiento del plan Potenciar para multiplicar las multinacionales argentinas y del Programa de Desarrollo de Proveedores (PRODEPRO) “para fortalecer la estructura productiva de la cadena de valor industrial y multiplicar las exportaciones de bienes con alto valor agregado”.

En primera persona, remarcó que: “Necesitamos que los empresarios hagan su parte, con una visión de la oportunidad que representa el mundo para nuestra producción industrial”, agregó.