El endurecimiento del aislamiento ya comenzó. La primera medida tiene que ver con la decisión de ponerle un freno a nuevas excepciones en los 40 distritos que comprenden el Área Metropolitana de Buenos Aires, zona en donde el coronavirus deja los números más alarmantes.

Allí, el Gobierno nacional decidió detener la circulación no sólo con nuevos controles en el transporte público, sino también archivando los pedidos que llegaron a la Casa Rosada para habilitar nuevas actividades. Una de las demandas que deberá esperar es la de Lomas de Zamora.

El municipio envió una carpeta con más de 50 páginas al Gobierno bonaerense, documento que ya llegó a Balcarce 50, en el que se presentaron los protocolos sanitarios y se solicitaba la aperturas de los rubros de librería, bazar, papeleras, cerrajería, perfumerías, marroquinería, concesionarias, venta de bicicletas, y relojería.

Hasta ahora, en este distrito estos comercios no habían sido habilitados, algo que no cambiará en las próximas semanas. En el municipio en el que el intendente, Martín Insaurralde también dio positivo, la curva de contagios se aceleró en las últimas semanas y llegó a más de 800.

“Hace una semana la situación epidemiológica empeoró por lo que la jefatura de Gabinete acordó con Salud no avanzar en los nuevos pedidos hasta que la curva de contagios se estabilice”, detallaron a Perfil.com desde el Gobierno.

Por mantenerse en la fase 3 del aislamiento llamada “segmentación geográfica”, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad deben tener la autorización del Ejecutivo Nacional para lograr mayores flexibilizaciones. Las primeras excepciones distritales se dieron a fines de abril en la zona del interior.

En las siguientes semanas, la reapertura de distintos rubros también se fueron dando en los municipios más poblados del conurbano, en donde se habilitaron nuevas actividades hasta esta semana en la que el Gobierno nacional decidió congelar las peticiones. Lomas de Zamora no es el único distrito que no podrá contar con nuevas excepciones.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud, Ginés González García frenaron también pedidos de Berazategui por la venta de ropa, calzados, cotillón, telas y joyerías. La Matanza es la ciudad más poblada y ya cuenta más de dos mil contagios.

Allí, ya se reanudaron distintos sectores como el automotriz, metalúrgico, textil y calzado. Sin embargo, quedaron sin habilitarse la Kinesiología, fisioterapia y podología. La misma suerte corren otros distritos que forman parte del AMBA, una zona que comprende a la Cuidad de Buenos Aires y 40 municipios que van desde Campana a La Plata y desde el Río de La Plata hasta la Ruta Provincial 6.

En estos más de 13 mil kilómetros cuadrados se concentran cerca de 15 millones de habitantes y es en donde el coronavirus golpea más fuerte. En esta región, uno de los datos que generó alerta en los últimos días es el porcentaje de camas ocupadas.

Aunque no solo se trate de coronavirus, el AMBA hoy tiene un 54 % de ocupación de plazas en el sistema hospitalario, cifra que baja al 47,4% cuando se toma en cuenta todo el territorio bonaerense. Esto hizo que desde el gobierno provincial se empiece a hablar de colapso del sistema sanitario, algo que no es compartido por la administración nacional.

Según un análisis del ministerio de Salud de la Nación sobre los datos que hasta ahora se recogen de la pandemia, para que exista una congestión en el territorio bonaerense sería ante el ascenso a 1800 infectados diarios y que esta cifra se sostenga durante 20 días. Sin embargo, entienden que para que no se llegue a un escenario de saturación, debieron frenar los nuevos pedidos distritales.

La ciudad de La Plata comandada por Julio Garro, había solicitado que los escribanos y abogados sean habilitados a trabajar durante la cuarentena, pero aún no se aprobó. Tres de Febrero es uno de los municipios que pidió la apertura de varios rubros que quedaron sin poder abrir.

Ellos son Iluminación, relojería, librería, muebles, colchones y servicios jurídicos. Aunque tiene poco mas de 50 mil habitantes y se registraron 20 infectados, Cañuelas es parte del AMBA. Por eso, los locales ortopédicos, las mercerías y los textiles deberán esperar. Lo mismo sucede con General Las Heras que con 15 mil habitantes y once casos confirmados tienen frenado en los despachos nacionales la posibilidad de que nutricionistas y psicólogos vuelvan a ejercer.

La lista continúa: En Campana no abrirán por ahora los negocios de venta de cerámicos y los contadores; En Esteban Echeverria los kinesiólogos y servicios jurídicos tampoco fueron habilitados aún; En Ensenada no lo consiguieron las inmobiliaria y los martilleros; y en Tigre el Take Away. Ayer, en el Gobierno nacional decidieron hacer una excepción y habilitaron en Exaltación de la Cruz la habilitación para profesiones liberales. “Esto tuvo que ver por que los otros municipios de la lo tenían y este distrito no”, explicó un funcionario.

“Con este nivel de contagios no podemos permitir ninguna nueva habilitación, no podemos habilitar una mayor circulación y contacto, incluso  aunque algunos de estos rubros parezca que no tiene sentido dejarlos sin funcionar”, explicaron desde el ministerio de Salud.

En el Gobierno bonaerense también quedaron distintos pedidos archivados y detallan que los propios intendentes son los que en los últimos días ante el aumento de infectados, llamaron al jefe de gabinete bonaerense, Carlos Blanco, para solicitar que esos protocolos queden, por ahora, sin ser tratados.

“Las prioridades se han visto alteradas”, dijo ayer el Presidente Alberto Fernández sobre el efecto de la pandemia del coronavirus en su gestión. En ese sentido recordó que al asumir, el 10 de diciembre, los problemas eran “la deuda, poner en marcha la economía y las impurezas” que tenían las instituciones, en referencia a las denuncias de espionaje ilegal en el gobierno de Mauricio Macri.

Entre los proyectos postergados quedó el borrador de la ley del aborto que se anunció en distintas ocasiones. El Presidente aclaró que “está pendiente” pero que “no lo dejé de lado porque es algo importante resolver. Cuando hablamos del aborto estamos hablando de un problema de salud publica”.

En este sentido, Fernández remarcó que en su agenda no solo está la pandemia del coronavirus y reafirmó que en los “próximos días” enviará al Congreso el proyecto para “reformar la justicia con todos sus fueros”.

Sin embargo, según pudo saber Perfil, la reforma judicial no ingresará a un recinto en que funciona de manera virtual, ya que quieren dar un debate sobre el tema con la convocatoria a distintos sectores.

Sobre la economía post pandemia, el Presidente analizó que “básicamente será movilizada por el Estado. Será así porque parte del incentivo va a estar dado por la obra publica” puntualizó y anticipó que “busca la construcción de viviendas en todo el país”, entre uno de los objetivos en esa área. El camino Por estar en fase 3, los gobiernos de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires deben pedir autorización al Ejecutivo nacional para reabrir nuevas actividades.

La jefatura de Gabinete y el ministerio de Salud decidieron dejar de habilitar distintos rubros en los municipios del Área Metropolitana de Buenos Aires.

Estas aperturas habían comenzado a fines de abril en el interior y muchos distritos del conurbano ya habían conseguido la reapertura de distintos rubros. Venta de ropa, calzados, cotillón, joyerías, escribanías, abogados, kinesiólogos, podólogos, nutricionistas y psicólogos, son algunas de las actividades que en muchos distritos deberán esperar.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry