El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, aseguró que su administración está dispuesta a “garantizar la vida y la integridad” de la dirigente social Milagro Sala, detenida desde 2016 en el penal de Alto Comedero, en respuesta a la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que solicitó ayer "medidas alternativas a la detención preventiva" tales como el arresto domiciliario o bien que "pueda enfrentar los procesos en libertad con medidas como la fiscalización electrónica".

A través de las redes sociales, Morales difundió un comunicado publicado en la página web del Gobierno de Jujuy, en el sostiene que en la resolución de la CIDH “se solicita al Estado Argentino que adopte las medidas necesarias para garantizar la vida e integridad personal de la señora Milagro Sala, sin hacer lugar al pedido de liberación efectuado por el CELS, Amnistía Internacional Argentina y ANDHES”.

“Sin perjuicio de que la resolución emitida por la CIDH, convalida la actuación de la justicia provincial con relación a la prisión preventiva, avocándose sólo a la situación de la integridad personal de la señora Sala por presuntos actos de hostigamiento en su contra, desde el Gobierno de la Provincia, en lo que es de su competencia reafirma su compromiso de garantizar la vida y la integridad personal de la señora Sala”, enfatizó el comunicado.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry