Gabriel Camargo, ex senador colombiano y actual presidente del Deportes Tolima de su país, lanzó una insólita y polémica declaración contra el fútbol femenino, en un intento de atacarlo, en la que mencionó el lesbianismo.

El dirigente deportivo enumeró distintos motivos por los que piensa que la Liga de fútbol femenino no es viable. Primero mencionó la falta de rentabilidad económica y luego aseguró que “es un caldo de cultivo del lesbianismo”.

Camargo considera que, en tan solo el segundo año de existencia que tiene la competencia, no es económicamente rentable e invitó a los presentes que le consulten a los directivos del Atlético Huila, quienes deben estar “arrepentidos de haber sacado el título” de la Copa Libertadores y “haberle invertido tanta plata al equipo”.

Sus fuertes palabras, frente a la prensa, rebotaron rápidamente y la futbolista, Yoreli Rincón, del Huila, le contestó a Camargo.

“Presidente Camargo no se le olviden de donde vienen sus hijos: una mujer, o quiere una futbolista que le planche la ropa y le lave los platos del club”, escribió Rincón en su red social.

Deportes Tolima clasificó a la Copa Libertadores del 2019 y, por exigencia de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor), debe tener un equipo femenino para poder jugar.


COMPARTIR