La “Copa Futuro”, programa que impulsa Resistencia, este fin de semana convocó a numerosos niños, niñas y jóvenes, acompañados por sus familias y amigos, en otra jornada de la tradicional propuesta deportiva municipal edición 2022.

En el parque urbano Tiro Federal, Parque 2 de Febrero, Parque Avalos y Sixty Rugby club se desarrollaron deportes como fútbol, hockey, handball, ciclismo y rugby.

En el Tiro Federal donde se congregaron más de 170 equipos de fútbol, el asistente ejecutivo en Deporte Social, Rodolfo Yedro, detalló que esta jornada fue la décimo cuarta y se desarrolló en distintos escenarios.

Al respecto, resaltó que “se cumplieron las expectativas, cada vez se incorporan más participantes, lo más importante para la gestión de Gustavo, el principal objetivo, es la inclusión a través del deporte”.

“Hay muchos niños que no tenían dónde competir, este es un incentivo, entrenan durante la semana en sus canchas o potreros y no se frustran ya que saben que cada dos semanas tienen partidos, así se estimulan”, agregó.

Destacó que, además del deporte, juega también la parte social ya que fomenta valores.

Respecto al ciclismo en el Parque Avalos, detalló que la particularidad en esta disciplina es que pueden participar distintas categorías, hasta personas mayores de 50 años.

En todos los eventos se cuenta con equipos médicos, servicios de hidratación y nutrición.

Gabriela Cerdán vino de Barranqueras para estar junto a los jugadores del club barrial “La Sin Rival”, y dijo:

“Es una gran alegría acompañar a los chicos, que puedan crecer bien ya que le dejan muchos valores como ser amistad y compañerismo”.

“Esta Copa Futuro es una linda forma de integrar a distintas ciudades, pero fundamentalmente  a los chicos que forman parte de los equipos y eso es muy lindo”, agregó.

Natalia Cabral tiene a su hijo en el equipo de Chiquititos y al respecto contó: “Me pone muy contenta, orgullosa, nos levantamos  a las 8, estaba medio dormido porque no pegó un ojo en la noche por sus ganas de jugar, tenía muchas ansias”.

Rosa Altamirano es la abuela de Bruno, y resaltó: “lo vine a mirar, realmente estoy muy agradecida por lo que hacen”.


COMPARTIR