Venezuela vive un momento de extrema tensión política y social, tras el llamado a movilizarse hecho por el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, que se autoproclamó presidente interino denunciando la usurpación del mandatario Nicolás Maduro, cuyo segundo mandato iniciado el 10 de enero ha sido desconocido por gran parte de la comunidad internacional.

En medio del caótico escenario, famosos venezolanos, y de otros países como Miguel Bosé, entre miles, pidieron ayuda a otros mandatarios, llamaron a no bajar los brazos y a seguir apoyando a Guaidó. Además, muchos le reclamaron al Papa Francisco por su llamativa pasividad ante la crisis que vive el país caribeño.

En su viaje de regreso desde Panamá a Italia, el Papa Francisco dijo a los periodistas en el avión que teme que se produzca un baño de sangre en Venezuela, pero que es muy pronto para que él tome partido porque eso podría causar más daño y sería una "imprudencia pastoral" de su parte.

Su silencio primero y sus declaraciones de las últimas horas hicieron enfurecer a más de uno. Luego de las duras críticas de "El Puma" Rodríguez, Catherine Fulop, quien tiempo atrás ya había manifestado si indignación con el Sumo Pontífice por esta causa, volvió a referirse a él y dejó un duro mensaje.

Primero, la actriz y conductora compartió una caricatura de un compatriota suyo junto al mensaje que el hombre escribió: "El Papa teme por un 'posible' derramamiento de sangre en Venezuela... Es decir, toda la que ha derramado y sigue derramando este régimen no es sangre, ¡¡es jugo de fresa!! ¿Hasta cuándo el Vaticano se sigue colocando del lado de los viles? ¿Hasta cuándo tanta permisividad con los genocidas? #Caricatura para @eltiempolatino_dc de #Washington".

En la caricatura, se lo ve a Francisco con una venda en los ojos y un brazalete con la insignia comunista en su brazo. Atrás suyo, como si no pasara nada, un hombre de la fuerza de Maduro asesinando a un civil.