El perro Coco se encuentra retenido en Ezeiza porque argumentan que tiene vencida la vacuna antirrábica desde hace dos semanas. La dueña está desesperada.

Luego de haber viajado por Europa sin inconvenientes, la mascota volvió a Argentina y la tienen varado en Migraciones hace dos días.

Según indicó su dueña, Camila, en el aeropuerto argumentaron que la demora en el trámite se debe a que tiene la vacuna antirrábica vencida desde hace dos semanas.

Según la familia, desde Migraciones le sugirieron dos opciones posibles: sacrificarlo o deportarlo. Es por eso que la joven convoca a entidades de defensa del animal y también a veterinarios para que puedan colaborar con la situación.

“Ya no sabemos qué más hacer”, se expresó la dueña ante la angustiante situación que vive con su mascota.


COMPARTIR