Entre tantas buenas noticias, a Santi Maratea le tocó contra una mala. Es que Julio Sosa, el locutor chaqueño que padecía esclerosis lateral amiotrófica (ELA) por el cual el influencer había realizado una campaña para juntar dinero para que realizara un tratamiento experimental, murió este viernes.

El locutor chaqueño murió ayer viernes falleció cerca de las 11:30. La causa habría sido una insuficiencia renal, producto de su propia afección. Si bien había logrado al principio una leve mejoría, el cuadro se complicó y derivó en un paro cardiorrespiratorio del que no se pudo recuperar.

El caso de Sosa trascendió a nivel nacional el 1 de junio de este año, de forma paralela a que la enfermedad era noticia, por conocerse el testimonio del senador Esteban Bullrich, que tiene el mismo diagnóstico.

Tras confirmarse la enfermedad, la familia de Sosa inició una campaña en Chaco para recaudar 30 mil dólares con el objetivo de poder adquirir un medicamento y realizar un tratamiento experimental que le mejorara la calidad de vida.

Tal fue la difusión del caso que llegó hasta el influencer Santi Maratea, que ya había colaborado con distintas causas solidarias, como la campaña por Emmita, una beba que padece Atrofia Muscular Espinal y quien necesitaba un medicamento que costaba 2 millones de dólares -dinero el cual el joven recaudó en tiempo récord.

En menos de 48 horas, se recaudó el dinero necesario, pero surgieron algunos inconvenientes para la transferencia de la donación. En principio, la familia lo vinculó a controles fiscales, pero luego el propio Maratea aclaró que no podía efectivizar la donación a la familia porque desde PayPal le pedían que justificara el origen de la plata.

Finalmente se buscó otra alternativa y se logró la transferencia del dinero, pero otros inconvenientes demoraron la adquisición del medicamento.

Por un lado, el laboratorio con el que tenían contacto le informó a la familia que no iban “a poder realizar su orden”. En aquel se habló sobre un supuesto conflicto entre la empresa y el banco intermediario, el Banco de Chaco, para el giro del monto, pero tanto la entidad financiera como la familia del locutor descartaron esa postura.

Incluso, emitieron un comunicado en el que deslindaba de responsabilidad a la entidad. Sin embargo, nunca se logró completar el trámite para la compra y el locutor no llegó a realizar el tratamiento. A este punto, los médicos aclararon que “su estado era irreversible”.

 

Maratea triste

A través de su Instagram, Santi Maratea compartió la novedad con sus seguidores este sábado, y se mostró completamente triste. “Falleció Julio Sosa, el locutor del Chaco, por el cual habíamos justado 30 mil dólares para un medicamente, por una enfermedad que él tenía, que era ELA”, arrancó diciendo el influencer y luego siguió: “Justo ayer fue el día de la radio y él es locutor, detalles lindos que, a veces, le dan como un sentido a las cosas”.

“Lo primero es mandarle todo mi cariño a la familia, a los hijos, que era con quien yo hablaba y nos pasábamos información para que todos supieran como estaba”, contó en otra de sus historias, para luego manifestar sus sentimientos: “Siento un poco de tristeza, de enojo, la muerte trae siempre esas dos emociones”.

En tanto, sobre las cuestiones burocráticas que complicaron que Julio obtuviera el medicamento, Maratea explicó: “Justo el medicamento de él no se llegó a comprar, entonces ese fue el problema. El estaba en una carrera contra reloj y encima se enfrentaba con la burocracia, que puede tener una similitud con la muerte, porque no tenes tiempo”.

Por último, el influencer apuntó contra los responsables que no dejaron ingresar el medicamento: “La burocracia tiene diferentes caras. Yo en su momento hable del Banco del Chaco y del laboratorio, pero el banco mostró completa y absoluta disposición para ayudar y estoy muy agradecido por eso como así también la familia, que ellos incluso lo comunicaron. El tema estuvo con el Ministerio de Salud que era el que tenía que dar la autorización para que pudiera llegar el medicamento”.

"Como puede ser que una familia en Chaco tenga que saber todo ante una enfermedad tan rara. El ministerio de Salud debería ayudarlos", cerró Santi, durísimo.

La esclerosis lateral amiotrófica es una enfermedad en el cerebro, que afecta a las neuronas, el tronco cerebral y la médula espinal que controlan el movimiento voluntario de los músculos. De acuerdo a lo explicado por los profesionales es neurodegenerativa: genera atrofia muscular e inmovilidad progresiva, y no tiene cura.


COMPARTIR