La divisa había abierto sin cambios, pero pasado el mediodía saltó un escalón y se ubicó por encima del récord alcanzado en octubre de 2020, cuando llegó a $195.

La suba de la cotización paralela se produce por una mayor presión de la demanda en dólares financieros, que en algunos casos llegan a los $199,70 por dólar.

La brecha cambiaria llega al 94 por ciento y preocupa al Gobierno, más allá de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, le viene bajando el tono a la posibilidad de aplicar una devaluación tras las elecciones del 14 de noviembre próximo.

El billete acumula un alza superior al 16% en lo que va del año, muy por debajo del 37% de inflación acumulada en los primeros nueve meses del año.

El dólar contado con liquidación, implícito en el bono Global 2030, que no es intervenido por el Banco Central, se ubica ya en $200,10.

Las presiones cambiarias se acumulan a menos de tres semanas de las elecciones legislativas de noviembre.

El mercado sigue con atención el incremento de la emisión monetaria para cubrir el déficit fiscal.

El dólar mayorista, por otra parte, sube seis centavos para colocarse en los $99,54.
En octubre el Banco Central logró recuperar la compra de divisas, que ya supera los USD 530 millones.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry